Victoria para salir a flote

Peñarol derrotó este sábado de local en el Polideportivo Islas Malvinas por 79-71 a Boca Juniors sin Nicolás Gianella lesionado en un partido sin demasiado brillo.

Victoria para salir a flote
LaMonte (Peñarol) y Gamboa (Boca), goleadores de la noche en sus respectivos equipos. Foto: Liga Nacional

Como hace algunos días atrás en el Luis Conde, Peñarol volvió a demostrar su superioridad ante Boca, esta vez se impuso como local por 79-71 en un duelo directo del fondo de tabla. Kyle LaMonte fue el goleador del ganador con 18 puntos como así también fue clave lo de Martín Leiva con un doble doble (12 puntos y 10 rebotes). En Boca no alcanzaron los 25 de Eduardo Gamboa, donde además debutó el uruguayo Martín Osimani (6 puntos y 4 asistencias). 

El arranque del juego sería una muestra de lo que serían los 40 minutos, friccionado y parejo. Los locales encontraron puntos rápidos en LaMonte, mientras que la visita hizo lo propio con Gamboa. Al término del primer parcial, el Milrayitas se impuso por la mínima (17-16).

Un parcial de 8-4 le dio el comando a Boca en el inicio del segundo cuarto gracias a Eduardo Gamboa con dos triples. A Peñarol le costó atacar, pero encontró huecos con Alejandro Alloatti cerca del canasto y el pivote de relevo respondió (8) para poner a su equipo a un punto (24-23). El conjunto del Lobito mejoró, pero Peñarol se afirmó en defensa y encontró dos triples (uno de Diego Guaita y otro de Lamonte) para sacar seis de luz (34-28). El marcador al descanso largo fue 41-36 en favor de los locales.

El tercer cuarto no iba a presentar demasiados cambios: Boca seguía dependiendo casi en exclusividad de los puntos de Gamboa, mientras que los marplatenses respondían con la potencia de Steffphon Pettigrew cerca del aro. Los visitantes llegaron a los últimos segundos con ventaja, pero una bomba de Guaita decretó el 62-60 con el que se metieron a los 10 minutos finales.

El último cuarto también fue equilibrado. Peñarol siempre estuvo adelante pero no pudo quebrarlo porque se equivocó adelante. Ganaba 66-60 y se le arrimó Boca 66-65, cuando apareció Nicolás Zurschmitten con un triple aliviador, y después Peña atacó profundo con Leiva que llegó a doce puntos y lo despegó por 8 a falta de 5 minutos (73-65). A partir de ahí, Boca ya no tuvo demasiadas respuestas, estuvo extremadamente errático cerca del aro y se terminó quedando con las manos vacías, llegando así al 79-71 final.