El 'Depredador' fue más que el 'Alien'
Fuente solo boxeo

La antesala de la estelar en Atlantic City entre Sergey Kovalev y Bernard Hopkins hacía ilusionar a todos, el hombre que reinó por más de 10 años en la categoría medianos, luego de conseguir un título mundial con sus 49 años y siendo la persona con mayor edad en conseguir un cetro mundial decidió enfrentar al ruso para demostrar que no es un anciano ni un veterano que pelea por gusto. Con su típica máscara de Alien, apodo que recibe Hopkins, subió al ring con toda la gente apoyándolo haciendo fuerza por él para que logre una nueva hazaña, mientras que se sabía que en los papeles el favorito y candidato a ganar la pelea era el invicto ruso apodado Krusher Sergey Kovalev que con un récord de 25 ganadas (23 por KO) ninguna derrota y un solo empate quería sacarle los títulos a Bernard Hopkins de un récord de 55 ganadas (32 por la vía rápida), 6 derrotas y 2 empates, en juego estaban los títulos de los medio pesados (de 76,200 Kg o 168 libras hasta 79,378 Kg o  175 libras) los títulos de la Asociación, Organización y Federación estaban en unificación.

El combate arrancó con el típico estudio de ambos, Hopkins se movía y Kovalev esperaba, pero faltando poco más de un minuto para el final de la vuelta, un error de piernas y defensa del Alien, por donde entro un golpe de Kovalev que mandó a la lona al hombre de Philadelphia, crónica de un final anunciado ya que sabíamos que si el ruso pegaba, la pelea iba a ser cuesta arriba para la leyenda de Hopkins.

El segundo asalto se desarrolló como el primero con Hopkins moviéndose y el europeo tomando el centro del ring, intentando golpearlo mientras que el norteamericano intentaba contragolpear, pero los golpes de Kovalev se hacían sentir en la humanidad de Bernard. Y ya en el tercero, nuevamente el veterano Hopkins terminó yéndose mareado a su esquina ya que todo era de Kovalev que absorbía bien los golpes del retador y hacía prevalecer su izquierda en punta que lastimaban al Alien.

El cuarto y quinto asalto mantuvo al ruso golpeando pero Hopkins comenzó a prenderse más en el cambio de golpes, no especuló, salió a guapearla y a tirar sus pergaminos encima del ring para hacerse sentir, a pesar que el Krusher era más que el Alien. Con ya la primer parte de la pelea terminada, las cosas hacían ver que Hopkins lo único que quería era llegar a los 12 asaltos y mantener su invicto de no haber perdido nunca por nocaut mientras que el ruso quería cerrar el trámite por la vía rápida, pero tampoco se desesperaba porque sabía que por puntos el estaba aventajando a su rival.

En el séptimo el americano buscó más, y quizás fue el único round que ganó, ya que en el octavo tuvo que poner todo su equilibrio a prueba para no visitar la lona otra vez. Kovalev era un hueso duro de roer para el Alien. De aquí al final de la pelea todo siguió siendo del europeo que con ese estilo tan clásico de los peleadores del viejo continente que es de pegar duro y aguantar golpes, que fueron superiores al de los americanos que son de pelear con piernas y manos, en el último asalto tambaleó Kovalev y Hopkins le sacó la lengua, la furia del ruso llegó y castigó de todas formas por más de un minuto a Hopkins que aguantó de pie y cumplió con su cometido de terminar en pie. 12 asaltos y el Alien no perdió por nocaut pero si por las tarjetas, pura garra y corazón del norteamericano que esta vez no pudo hacer nada frente a un rival muy superior. Las tarjetas fueron 120-106, 120-107 y 120-107.

Por fallo unánime y sin discusión Sergey Kovalev se llevó la pelea, y ahora la pregunta será si esta es la última de Hopkins que dejó una flojita imagen, que nos brindó un último asalto memorable, pero que en esta pelea se vio que el calendario se le vino encima y su rival lo dominó. Ninguna táctica del rincón azul de Hopkins resultaron frente a un boxeador duro, que parece ser que reivindica ese boxeo europeo que tanta gente daba como olvidado. Hoy de la mano de exponentes como Kovalev, Golovkin y los mismos Klistchkov en su momento muestra que tiene mucho para dar.

¿Será el final de una leyenda como Bernard Hopkins? No lo sabemos, pero lo que sí sabemos es que hoy el Krusher Kovalev se lleva todos los cinturones del Boardwalk Hall de Atlantic City y solo le falta conquistar el del consejo mundial del boxeo para ser el máximo monarca de la categoría.

¿Se dará la pelea con Stevenson, monarca CMB de los mediopesados? seguramente ya todos están pensando en esta pelea, pero muchos otros siguen soñando con seguir viendo al Alien arriba del escenario, cosa algo complicada.

VAVEL Logo