42 años sin "Ringo" Bonavena
Foto: Pagina Oficial Huracan

42 años sin "Ringo" Bonavena

El boxeo argentino y del mundo recuerda a Oscar Bonavena porque hoy 22 de mayo se cumplen 42 años desde el fallecimiento del deportista, quien fue ultimado de un balazo a los 33 años.

ariel-acostamontero
Luis Ariel Acosta Montero

Oscar Natalio "Ringo" Bonavena nació un 25 de septiembre de 1942. Fue, sin duda alguna, el boxeador más carismático de la Argentina. Su desmañada forma de pelear y su excepcional personalidad lo convirtieron en una de las figuras más populares de la década del 70. 

Parte de su vida y carrera 

De joven, abandonó los estudios y comenzó a trabajar como repartidor de pizza, empleado de carnicería y picapedrero. Inició su carrera como boxeador en el club Huracán en el año 1958, en 1959 fue campeón amateur y; en los dos años siguientes, consiguió dos coronas en los torneos sudamericanos. En 1963, Ringo enfrentó a Lee Carr en San Pablo, pero fue descalificado debido a que le mordió una tetilla a Carr, víctima de su impotencia por el castigo que estaba recibiendo.

Sancionado por la FAB (Federación Argentina de Boxeo) decide emigrar a EE.UU en busca de nuevos horizontes deportivos. El 3 de enero de 1964 debutó como preliminarista en el Madison Square Garden logrando vencer por KO en el primer round, primer minuto, primera pelea a Ron Hicks. Después de varios rivales de segunda línea, fue derrotado por Zora Folley, lo que lo convenció a regresar a la Argentina, aprovechando que la sanción de la FAB había terminado. 

El regreso de Ringo al pugilato argentino estuvo coronado de incidentes generados por él mismo con afán de promoción. El 4 de septiembre de 1965 peleó contra Goyo Peralta, en el Luna Park, por el título argentino de peso pesado. Ringo subió a la lona, donde recibió la silbatina más fuerte que se recuerde en la historia del box nacional; en contraste; Goyo fue vivado y ovacionado desde las cuatro puntas del estadio. A casi 2 minutos del comienzo del quinto round, Bonavena definió la pelea por la vía del Knock Out. 

El 7 de diciembre de 1970 se enfrentó a Muhammad Ali en el místico Madison Square Garden, perdiendo en el último round después de haber caído en tres oportunidades y decretándose el KO automático. Ringo tenía 68 peleas a cuestas con 58 triunfos (44 Knock-Out), 9 derrotas y un empate. 

Acerca de su defunción 

Ringo realizó una sola pelea bajo la obligación del contrato que lo unía a Joe Conforte, dueño del prostíbulo "Mustang Runch" en el Estado de Nevada (EE.UU): fue el 27 de febrero de 1976 ante Billy Joiner, a quien desganadamente le ganó por puntos, negándose a ponerlo nocaut.  

En su última conversación con su manager platicaron lo siguiente: "Esto es un circo, viejo. Alrededor del ring hay mesas con faisanes, champagne, putas hermosas vestidas de gala, millonarios con guardaespaldas, camareras prácticamente en bolas sirviendo, risotadas, todo el mundo fuma habanos o cigarrillos o marihuana", le explicaba su manager mafioso. "Es una cagada, un desastre. ¿Quién puede pelear así?", se expresó Ringo, "Ah, [recordó azorado] te tiran comida al ring si algo de lo que estás haciendo no les gusta... Pan y circo, viejo", le agregaba aclarando sobre el tema de debate. "Yo aquí no peleo más…", manifestó en aquel entonces el boxeador difunto. 

El sábado 15 de mayo de 1976 Joe organizó una gran fiesta en una sede del “Mustang Ranch” que se estaba inaugurando. Se sumarían 72 chicas más. Para asistir había que pagar 200 dólares, que incluía bebida libre para sus invitados. Entre ellos, Bonavena, al que tenía entre ceja y ceja. Las malas lenguas comentaban que pasaba mucho tiempo con Sally, y que tenían una relación amorosa a espaldas de Conforte. 

A medida que corrieron las horas y las bebidas, Bonavena tuvo una fuerte discusión con Brymer, guardaespaldas de Conforte. Se insultaron y se tomaron a golpes de puño. Por sus habilidades de boxeador, Bonavena derribó fácilmente a Brymer. Esa noche, en el trailer donde vivían Oscar y su amigo el "Gordo" Julio Morales, apareció una mancha negra en el piso. Sobre ella, cenizas de algo que se había quemado recién. Y a un costado del trailer, los documentos de Ringo y casi todas sus pertenencias aún humeantes. Una clara señal mafiosa. Al otro día, Brymer fue hasta el trailer donde vivía Bonavena y lo prendió fuego. Conforte tomó medidas y le prohibió la entrada al “Mustang Ranch” a Bonavena. 

El viernes 21 de mayo de 1976 Bonavena llamó a su mujer en Argentina, Dora Raffa, y le pidió que rezara por él. Estaba preocupado. Le comentó que el 24 volvía para Buenos Aires, pero primero tenía algo que arreglar; además, le pidió que no le contara a nadie, ni siquiera a sus hermanos, porque no quería preocupar a los suyos. 


Un día más tarde, el sábado 22 de mayo de 1976, Bonavena fue al casino Harrah´s a apostar unos dólares, como lo hacía todas las noches. Luego de allí, a eso de las seis de la mañana, llegó al “Mustang Ranch”. Ninguno de sus amigos más cercanos sabe por qué, sin embargo algunas versiones indican que recibió una llamada provocativa. Una vez que se presentó, bajó de su auto a los gritos y anunció que iba a entrar de cualquier manera. Sin mediar palabra, Brymer le disparó desde 28 metros directo al corazón. Lo mató en el acto. Brymer no tenía autorización para portar armas, pero la que efectuó el asesinato era una Remington 30-06, un arma de caza. 

Brymer declaró luego del hecho: “Actué en defensa propia. Le ordené que se quedara quieto. Metió la mano en el zapato, tenía un arma, entonces le tiré”. La policía encontró un arma calibre 38 en el calzado derecho de Bonavena. Sin embargo, él era zurdo. 

El asesino fue sentenciado a dos años de cárcel, pero Conforte pagó una fianza de 250 mil dólares, por lo que quedó en libertad antes de tiempo. El 27 de junio del 2000 fue hallado muerto en la casa de un amigo suyo en Reno, cerca del lugar donde 24 años antes liquidó a uno de los grandes boxeadores de la historia argentina. 

VAVEL Logo