Díaz no pudo con Ito

Masayuki Ito peleó por primera vez fuera de su natal Japón, pero regresará a casa como campeón del mundo. Ito, de Tokio, derrotó a Christopher "Pitufo" Díaz por decisión unánime (116-111, 117-110, 118-109) en el Kissimmee Civic Center para ganar el vacante campeonato mundial de peso junior ligero de la OMB.

Díaz no pudo con Ito
Foto: cdb tv

Masayuki Ito estableció desde temprano su velocidad y potencia para apuntarse el sábado en la noche una victoria por decisión unánime sobre el barranquiteño Christopher “Pitufo”  Díaz y ganar así el vacante cetro mundial junior ligero de la Organización Mundial de Boxeo en el cartel celebrado en Kissimmee, Florida. 

Ito se valió de una potente combinación de derecha, izquierda y derecha para enviar a la lona a Díaz cuando restaban 1:29 en el cuarto asalto.Pero el boricua, que sufrió el primer revés de su carrera profesional logró resistir valientemente los embates de Ito para cerrar el asalto. 

"Yo creo en mí mismo" 

El nuevo campeón, que ahora coloca su récord en 24-1-1 con 12 KO’s, se mantuvo tirando y llegando consistentemente con su derecha y ya para el sexto giro se comenzó a formar un gran hematoma bajo el ojo izquierdo de Díaz, quien gallardamente intentó llevarse el título por nocaut y tuvo en el noveno uno de sus mejores asaltos. 

Por lo tanto los jueces vieron ganar por 116-111, 117-110, 118-109 al japonés que ganó el título dejado vacante por Vasyl Lomachenko. 

El nipón dialogo despues de la victoria declarando lo siguiente: “Desde el comienzo de la pelea, sabía que tenía más poder y lo derribé. En mi mente, seguía diciendo que era una pelea cerrada y es por eso que seguí yendo por el nocaut". En cuanto a su antagonista de la noche en los encordados: “Sabía que iba a ser una buena pelea y respeto a Díaz por estar listo para pelear. Es un guerrero. Es un sueño hecho realidad para mí. Ahora quiero peleas más grandes". 

Por otra parte, Pitufo Díaz testifico como todo un guerrero: “Esto no termina aquí. Voy a regresar con más fuerza y más hambre. Tengo una promesa que cumplir. Voy a ser un campeón mundial. Se los prometo”.