Shawn Porter y Yordenis Ugas: ¿qué les espera?
Porter se alza por fin con un título mundial. Foto: Showtime

Shawn Porter y Yordenis Ugas: ¿qué les espera?

Con el título mundial welter del Consejo en disputa, Shawn Porter venció a Danny García. En la última preliminar de la velada, Yordenis Ugas derrotó sin problemas a César Barrionuevo. El futuro para ambos se presenta más que prometedor.

ramiro-digier
Ramiro Digier

Yordenis Ugas

Fue una noche emocionante. En el último combate preliminar subió al ring uno de los púgiles que más esperanzas levantaba en el boxeo argentino: La Joya, César Miguel Barrionuevo. Enfrente tuvo al cubano Yordenis Ugas (23-3, 11 KO). A pesar de los pergaminos del argentino, la pelea fue un monólogo absoluto del cubano. Hizo y deshizo la pelea a su gusto, ante un Barrionuevo que nunca logró achicar distancias para dañar a su rival.

Ugas hizo buen uso de los golpes al cuerpo, con lo que fue dejando sin aire al argentino. También se valió de contragolpes muy precisos. Cada vez que Barrionuevo intentaba asestarle un swing, Ugas siempre lo anticipó, recibiéndolo con rectos y cruzados de izquierda que siempre llegaron a destino.

Así fue desarmando al catamarqueño, que tuvo un desempeño muy por debajo de las expectativas. Incluso podría haberlo noqueado. Ciertamente lo intentó, pero al menos en el aspecto físico, La Joya probó estar muy bien preparado, pues no fue leve el castigo al que lo sometió el cubano.

Ugas venció sin atenuante alguno, y casi sin esforzarse realmente. Ganó por decisión unánime, con las tarjetas como siguen: John McKaie, 120-108; Kevin Morgan, 120-108; Tom Schreck, 119-109.

Su futuro abre nuevos horizontes, quizás impensados para él hasta hace poco. Dado el carácter eliminatorio de la pelea ante Barrionuevo, el objetivo lógico para Ugas sería retar al flamante campeón del Consejo Mundial de Boxeo, Shawn Porter (29-2-1, 17 KO). A sus 32 años, se encuentra en el momento justo para dar un salto de calidad, y entrar a las ligas mayores del boxeo mundial, en una de las categorías más cotizadas del mercado.

Shawn Porter

Por fin se le dio a Showtime, la tercera fue la vencida. Dos veces había subido al cuadrilátero buscando conquistar un título mundial. Esos dos combates son las únicas derrotas de su carrera.

La primera fue el 16 de agosto de 2014. En el StubHub Center en Carson (California, Estados Unidos), perdió en decisión mayoritaria con el británico Kell Brook (37-2, 26 KO), noche en la que disputaron el título mundial welter FIB.

Dos años después, enfrentó a Keith One Time Thurman (28-0, 22 KO). El 25 de junio, perdió por decisión unánime. El título en juego era el de la Asociación Mundial.

Pero estos traspiés ya son parte del pasado. Por fin Shawn Porter alcanzó la gloria, y obtuvo su primera corona mundial. Lo hizo después de derrotar a Danny García (34-2, 20 KO) por decisión unánime.

En los primeros rounds fue García quien impuso las condiciones del combate. Con un boxeo prolijo, logró controlar los avances de Porter. Sin embargo, con el transcurrir de la pelea, Shawn fue entrando en confianza. Y con ese desorden que lo caracteriza, logró desconcertar a Swift, consiguiendo así desarticular el control que éste había establecido. A medida que fue ganando en confianza, también lo hizo en los intercambios de golpes, donde casi siempre fue el que daba el último golpe. Así, ganó los últimos tres asaltos holgadamente. Esto convenció a los jueces, que fallaron de la siguiente manera: Don Ackerman, 112-116; Julie Lederman 113-115; Eric Marlinski, 113-115.

Al igual que a Ugas, el futuro se muestra prometedor para el nacido en Akron, Ohio. Podría ya firmar su primera defensa ante el cubano. Pero también está la posibilidad de unificar títulos, ante los otros campeones: Terence Crawford (33-0, 24 KO, campeón de la Organización), Thulani Mbenge (14-0, 11 KO, jerarca de la OIB), Errol Spence Jr (24-0, 21 KO, dueño del cetro mundial FIB), y el eterno Manny Pacquiao (60-7-2, 39 KO). Por último, está el espectro de Thurman (super campeón AMB), cuyo regreso después de operarse un codo y lesionarse una mano está cada vez más cerca.

VAVEL Logo