¡Ganó Canelo! Venció a Golovkin y es nuevo campeón mundial mediano
Ganelo venció a GGG y es el nuevo campeón. Foto: Informador

¡Ganó Canelo! Venció a Golovkin y es nuevo campeón mundial mediano

En otro combate muy parejo, Saúl Álvarez venció a Gennady Golovkin y se adueñó de los cetros medianos CMB y súper AMB. Fue por decisión mayoritaria, en un fallo que nuevamente dará que hablar por la polémica que generó.

ramiro-digier
Ramiro Digier

Apenas oyó el fallo de los jueces, Golovkin se retiró inmediatamente del recinto. La pelea entre el mexicano Saúl Canelo Álvarez (50-1-2, 34 KO) y Gennady Golovkin (38-1-1, 34 KO) se definió otra vez por las tarjetas, igual que el combate acaecido exactamente un año atrás.

Esta vez sí hubo un vencedor, y fue el nacido en Guadalajara. Una decisión mayoritaria le dio la victoria al Canelo, con las tarjetas como siguen: Dave Moretti, 115-113; Glenn Feldman, 114-114; Steve Weisfeld, 115-113. Otra vez, el fallo es uno cargado de polémica, pues muchos vieron ganador al ahora ex campeón mundial mediano del Consejo, y super campeón de la Asociación.

La pelea empezó como terminó: a un ritmo altísimo, con ambos púgiles intentando adueñarse del ring. Golovkin estableció su duro jab para marcar distancias e imponerse. Pero Álvarez no se lo permitió. Avanzaba sobre la constante mano izquierda del kazajo, cerrando los espacios.

En las primeras vueltas se vio a un Canelo mucho más veloz que el año pasado. Los contragolpes del mexicano fueron más precisos, y llegaron muy seguido a la humanidad del ex campeón. Mientras tanto, GGG no desistió del uso del jab, con el que igual dañaba al Canelo, que ya acusaba un corte en su ceja izquierda mediando el cuarto round del combate.

Pero Álvarez no cedió en su estrategia. Contragolpeaba con extrema justeza a GGG, logrando también muy buenos resultados. Además, logró de buena manera achicar los espacios, donde logró establecer superioridad. Golovkin nunca estuvo cómodo en la corta, y ahí es donde el mexicano puede que haya definido la pelea, ya que es donde más dañó al ex campeón.

Al igual que el año anterior, es entre los rounds 4 y 9 donde Golovkin fue muy superior. No solo conectó casi siempre el jab, sino que por fin soltó su potente recto derecho, que también llegó muchas veces a destino. El corte en la ceja de Canelo no dejaba de sangrar, y la superioridad del kazajo era marcada.

Otra similitud con la primera edición del combate: el resto físico de Álvarez de mitad de la pelea en adelante mostraba un desgaste importante. El primer minuto de cada vuelta, aproximadamente de la sexta o séptima en adelante, era el golpe por golpe lo único que se veía. Después, Golovkin lograba nuevamente establecer sus formas, llegando con el jab y ocasionalmente lanzando algún derechazo. Además, esos rectos llegaban con más claridad, puesto que, al estar más cansado el mexicano, su defensa ya no era el muro antibombas que había sido en los primeros asaltos del combate.

Y sin embargo, hay que destacar otra semejanza con el otro combate: Golovkin estuvo demasiado lento en defensa, logrando muy pocas veces esquivar o bloquear los contragolpes del mexicano. Esto, sumado a que anoche Álvarez salió decidido a plantarle pelea, perjudicó mucho al kazajo. Si bien llegaba con el clásico “1-2” de jab y directo, esa combinación se convertía siempre en un intercambio de golpes, pues al instante Canelo contestaba con cruzados izquierdos.

Los últimos rounds fueron de película. En realidad, toda la pelea lo fue. Ambos altamente agotados, ya poco y nada se preocuparon por la defensa, solo en pegar más fuerte y en mayor cantidad que su rival. Y otra vez, fue Álvarez quien cerró mejor el último asalto del combate. Invirtió la fórmula: no salió a pelear el primer minuto y “aguantar” el resto de la vuelta, sino que esperó a que Golovkin gastara sus municiones en el inicio del último round, y salió a pegar en la segunda mitad.

El grito de alegría del ahora doble campeón mundial de los pesos medianos. por su lado, Golovkin se bajó inmediatamente del ring y se fue a los vestuarios.

Más allá del fallo, que para muchos fue polémico y dará mucho que hablar, ambos púgiles dieron un espectáculo boxístico como no se veía hace mucho, tanto en el combate de anoche como en el del año pasado.

VAVEL Logo