Lomachenko unifica títulos mundiales ligeros
Foto: top rank

Lomachenko unifica títulos mundiales ligeros

Pero sorprendentemente José Pedraza lleva a Vasyl Lomachenko a la distancia y Emanuel Navarrete sorprende a Isaac Dogboe.

ariel-acostamontero
Luis Ariel Acosta Montero

El campeón de peso ligero de la AMB, Vasyl Lomachenko, quería unificar los títulos mundiales de peso ligero. Después de 12 asaltos, pudo conseguir su deseo, aunque el campeón de la OMB, José Pedraza, no lo hizo fácil y detuvo la racha de octavos de final de

Lomachenko en el proceso. Lomachenko (12-1 9 KOs) derrotó a Pedraza (25-2, 12 KOs) por decisión unánime ante una multitud de 5.312 personas en el Teatro Hulu en el Madison Squa.

Las puntuaciones fueron 119-107 y 117-109 dos veces. “Era mi sueño unificar títulos”, dijo Lomachenko. “Era mi próximo objetivo. Ahora puedo centrarme en mi próximo capítulo”.

Dijo Pedraza: “Estoy feliz con mi actuación esta noche. Fui 12 rondas con el mejor luchador del mundo. Sabía contra lo que nos enfrentamos. Pensé que era una pelea cerrada hasta las caídas. Al final del día, estoy orgulloso de lo que hice”.

Lo que se observó

Fue una pelea táctica, ya que los largos brazos de Pedraza mantuvieron a Lomachenko a raya durante gran parte de la noche. En la ronda 11, Lomachenko, aumentó el calor, anotando un par de golpes al cuerpo como Pedraza apenas sobrevivió a la ronda. Para Lomachenko, está en el próximo desafío.

Entrando a los llamados asaltos de campeonato, Pedraza estaba atrás, pero no por mucho y definitivamente en la contienda. Continuó con la guardia zurda, pero esto le neutralizaba su recto de derecha y Lomachenko parecía tener mejor éxito cerrando la distancia.

Una izquierda de Lomachenko lo lastimó. El de Ucrania tiró con todo durante cerca de un minuto, hasta que finalmente Pedraza cayó de rodillas. Se recuperó, sólo para caer de nuevo. La segunda vez se paró también, faltando segundos en el undécimo.

En el doce asalto, Pedraza salió a tirar en vez de a correr. Volvió a la guardia derecha pero Lomachenko no lo dejaba respirar. Su rostro, sin embargo, evidenciaba que había sido una pelea fuerte. Lomachenko conectó al cuerpo y Pedraza retrocedió, llegando a la campana final de pie y con la frente en alto, para obtener su objetivo más esperado en el año.

VAVEL Logo