Cómoda defensa de "La Tigresa" Acuña

Una pelea carente de emoción, y una victoria más que sencilla para la defensora del Título Pluma de la AMB. Marcela Acuña, con casi 40 años venció cómodamente a Brenda Carabajal y retuvo el título.

Cómoda defensa de "La Tigresa" Acuña
"La Tigresa" acorraló a "La Pumita" durante todo el combate. Foto: Diario Última Hora

 Anoche, Marcela "La Tigresa" Acuña retuvo el cetro Pluma de la Asociación Mundial de Boxeo, frente a Brenda "La Pumita" Carabajal, en el Cedem 2 de Caseros.

 La tranquila victoria de Acuña, se dictaminó por fallo unánime, por parte de las tarjetas de los tres jueces. Fue la primera defensa del título y lo protegió con una actuación regular, aunque aceptable.
 El combate dejó mucho que desear, ya que los espectadores esperaban más de ambas boxeadoras. Marcela Acuña dominó a lo largo de todo el combate, y lo controló a su antojo, aunque estuvo muy lejos de ser "La Tigresa" de combates anteriores.

 Por otro lado, la jujeña Carabajal nada pudo hacer frente a la pionera del boxeo argentino, a pesar de haber intentado conectar al menos un golpe durante la pelea. La púgil de 40 años se encargó de que esa tarea resultase imposible para Carabajal.

 Ambas boxeadoras demostraron estilos de combate distintos, ya que "La Pumita" se basó en su juego de piernas y en el tímido contraataque al verse sometida por su rival. Mientras que Acuña mostró un modo mucho más ofensivo, impidiendo que su oponente pueda pensar, y acorralándola en los rincones.

Resumen de la pelea:

Los primeros tres rounds fueron utilizados para estudiarse entre sí. La defensora se notaba más confiada que su rival, quien aparentaba un leve comportamiento de nerviosismo, atribuído posiblemente a sus ganas de triunfar.

El cuarto asalto fue el único en el que Brenda Carabajal mantuvo un dominio poco superior a Marcela Acuña, demostrando mucha más actividad que ésta última.

Ya dentro del quinto tiempo, "La Tigresa" hizo sentir su supremacía conectando dos potentes golpes a Carabajal, quien no pudo hacer mucho ya que se veía imposibilitada ante la continua recepción de jabs.

En el sexto round, se notó un avance de la retadora intentando golpear a Acuña. Pero la experimentada formoseña no se dejó opacar y se ocupó de emparejar las cosas durante esos dos minutos.

A partir del séptimo asalto, Marcela Acuña impuso su boxeo a pedido de la gente, a quien se la veía un poco alterada, debido al bajo rendimiento que la pelea estaba teniendo hasta ese momento.

En el octavo y noveno round, Carabajal no pudo ser más que su contrincante, y se dispuso a realizar ataques desesperados en el décimo y último asalto. Acuña no se dejó pasar por arriba y su boxeo fue muy superior al de "La Pumita", quedándose con el triunfo, que le permitió retener el cetro Pluma.
 Con esta defensa aceptable, Marcela Acuña eleva su récord a 44 victorias, 18 por la vía del Knockout, 6 derrotas y tan sólo una paridad.