A pura potencia

El Kazajo Gennady “GGG” Golovkin venció, por nocaut técnico en el quinto asalto, al inglés Kell Brook en el combate desarrollado este sábado en el estadio O2 Arena de Londres.

A pura potencia
EL golpe por golpe, una constante en el cuadrilátero/Foto:skysports

Tan sólo cinco asaltos le bastaron al campeón invicto Gennady Golovkin, para sacar de combate al oriundo de la ciudad británica de Sheffield, Yorkshire, Kell Brook.

Con un gran marco de público, las instalaciones del O2 Arena (Millenium Dome),  de la ciudad londinense de Greenwich se prestaba a observar a dos grandes púgiles dentro del cuadrilátero, en un combate que, a priori, se presentaba complicado para el nacido en Karaganda, Kazajstán.

Desde el comienzo de la contienda se pudo observar a "GGG" intentando marcar el ritmo de la pelea en base a la potencia de sus puños, sumado a la gran combinación de golpes, ante un Brook que se plantaba en el golpe por golpe ante el kazajo que lo arrinconaba por momentos, a pesar que intentaba mantener distancia por medio del jab. Justamente, promediando la primer vuelta, un certero gancho al hígado, sumado a un cruzado de su mano izquierda hicieron trastabillar al local que comenzaba a sentir tempranamente la potencia del kazajo.

En el segundo round se pudo ver lo mejor del inglés, utilizando nuevamente el jab para mantener distancia del poderío de Golovkin que comenzaba a mostrarse lento. La gran movilidad del inglés, moviéndose por todo el cuadrilátero ante el kazajo más un par de combinaciones, con un preciso  uppercut con su mano izquierda, eran más que suficientes para que el local empatara el combate a un round por esquina.

Pero el tercer round marcó la bisagra del combate. Una lesión en el ojo de Brook producto de un golpe acertado por el kazajo, tuvo como consecuencia una merma en el boxeo del inglés que lo llevaba a disminuir su campo visual ante un boxeador de peligro como Golovkin que se llevaba el round sin discusiones.

El cuarto asalto comenzó con el intento del local de marcar el ritmo de la pelea, conectando algunos golpes sobre la humanidad del multicampeón que no acusaba recibo. Fue una vuelta pareja, con cierta movilidad de Brook que, claramente, sentía que la lesión en el ojo disminuía su rendimiento, ante un rival que se mostraba más entero.

La quinta vuelta fue un monólogo de "GGG", que mostraba el boxeo a que nos tiene acostumbrados.Combinaciones arriba y abajo, llevándose por delante a su rival por momentos, el cual no conseguía superar la molestia en su ojo, fueron motivos suficientes para que desde la esquina del inglés tiraran la toalla al cuadrilátero para evitar un castigo innecesario.

Fue nocaut técnico en el quinto asalto y, de esta manera, el kazajo retuvo sus cinturones de peso mediano correspondientes a la Consejo Mundial de Boxeo y Federación Internacional de Boxeo, ante un Brook que lo incomodó por momentos, pero que no fueron suficientes para doblegar la potencia de un gran boxeador que estira su invicto a 36 peleas (33 por la vía del formol).