Colón de Santa Fe: Torneo Final 2014
El equipo tratará de mejorar su imagen respecto a la campaña anterior - Foto: unosantafe.com.ar

El año 2013 fue probablemente el peor año de la historia de Colón. Un año en el que el club sucumbió en todos los aspectos: deportivo, institucional, económico, etc. Comenzando un año, bajo el mando de Roberto Sensini, luego del alejamiento del mánager Gabriel Batistuta, que por impedimento de la directiva en la toma de decisiones, prefirió seguir su camino lejos del fútbol.

Con Sensini, el Sabalero ilusionó a su gente en 2012 concretando muy buenos partidos y con una seguidilla de resultados que lo posicionaron en lo más alto, que fue inverso en el 2013 con duras derrotas ante Lanús por 4 a 0 y luego siendo eliminado por Platense en la Copa Argentina, caídas que produjeron el alejamiento del DT y así Colón sucumbía en los dos torneos.

De la mano de Morant, quien desempeña el cargo de Coordinador de Divisiones Inferiores en el club, Colón consiguió ganar 5 partidos seguidos, entre ellos, 2 a 1 en Rosario al Newell´s de Martino que luego se consagraría campeón. Pero el equipo mostraba ciertas falencias defensivas que luego lo pagó caro, perdiendo 3 partidos seguidos. Luego llegó la recuperación frente a All Boys, pero a la fecha siguiente, con Unión descendido, Morant perdió el partido mas importante que fue lo que le quitó la posibilidad de armar su proyecto para el torneo siguiente.

En ese torneo, Forestello tomó las riendas de ese Colón alicaído procurando tener un juego ofensivo, como lo demostró en San Martín de San Juan pese al descenso, pero las cosas no se dieron de esa forma. Con un tibio comienzo de torneo consiguiendo un empate frente a Racing y una derrota contra Argentinos, el Sabalero pegó el salto ganandole a Quilmes, luego a River en el Monumental y finalmente en la quinta fecha, la que sería la última victoria del torneo frente a Rosario Central.

Colón viajó a Mendoza a enfrentar a Godoy Cruz con la posibilidad de ganar y trepar al segundo puesto y acechar a Newell´s. Pero fue derrota y ahí, lo impensado. Comenzó a perder, y con el correr de las fechas, Forestello presentó la renuncia, y Mario Sciacqua nuevamente se hizo cargo del equipo.

Los resultados no llegaban pese al amague de recuperación ante Newell´s - partido que el Sabalero se imponía por 2 a 0 pero la suerte del campeón le dio un empate a los rosarinos - y así comenzaron a salir a la luz los problemas del club.

Esa misma noche, el Sabalero salió a jugar el partido sabiendo que se les restaban 6 puntos por orden de FIFA, por una deuda con el Atlante de México de 800 mil dólares por el 50 por ciento del pase de Juan Carlos Falcón, desde hacía 7 años.

Luego comenzaron los problemas financieros, cheques rebotados y la huelga de los jugadores de Colón que no salieron a jugar el partido frente a Atlético Rafaela por exigir una deuda de 8 meses de sueldo. Esto fue bajo la promesa de Sergio Marchi de que el partido se jugaría en otro momento, algo que finalmente no sucedería.

Ese día culminó con la nefasta Comisión Directiva, presentando las renuncias por parte del Secretario de Prensa Pedro Eusebio, y la más esperada por todo el pueblo Sabalero, la de Germán Lerche, que con mentiras e incapacidad, fue increpado por parte de Sebastián Prediger quien le sugirió que renuncie al cargo: “nos iban a matar a todos”, expresó tiempo después el ex capitán de Colón.

Hoy, bajo el mando de Eduardo “Lalo” Vega, ex médico durante mucho tiempo de Colón, el Sabalero, entre muchas cosas, intentará levantar en lo deportivo, ya que se encuentra en lo bajo de la tabla de promedios, y en una situación que está casi sentenciada. Pero la ilusión es lo último que se pierde, por ello, el equipo se está armando de manera que pueda satisfacer la ilusión del hincha.

Bajo el mando de Diego Osella, ex ayudante de Roberto Sensini, Colón cuenta con 2 nuevos jugadores, que pudieron ser inscriptos luego de una inhibición de otros jugadores que pasaron por el club, que vendrán a hacer sus primeras armas en Primera División: Julian Lalinde, delantero uruguayo, proveniente del fútbol colombiano, y Exequiel Videla, ex Instituto y proveniente de la U de Chile.

De los que se fueron son varios: Moreno y Fabianesi quien rescindió de común acuerdo su contrato, por lo que no reclamará los 2 millones de pesos que el club le adeudaba y hoy es jugador de Liverpool de Uruguay; Rubén Ramírez partió al Everton de Chile, Sebastián Prediger al fútbol de Emiratos Arabes y Bruno Urribarri a River Plate.

Será un torneo bastante difícil para Colón, que intentará seguir en Primera División como desde hace 18 años, de la mano de una dirigencia que trabaje para el club, y no para beneficio propio como sucedió con Germán Lerche, Rubén Moncagatta, Osvaldo Pradolini, y muchos de los que participaron en la peor Comisión Directiva de los 108 años del conjunto de Santa Fe.

Altas y bajas

Altas

Julian Lalinde: es delantero y nació el 18 de diciembre de 1985 en Florida, Uruguay. En su país, se desempeñó en clubes como Liverpool (en dos oportunidades 12 goles en total) y Rampla Juniors donde convirtió 4 tantos, lo que lo llevó a probar suerte en el fútbol colombiano, en el América de Cali donde en 36 partidos convirtió 10 goles. Luego pasó a Santa Fe de Bogotá, donde no tuvo muy buen paso, en el que solo disputó 8 partidos convirtiendo un gol. Por último, en la última temporada, tuvo su paso por Deportivo Pasto, club en el que jugó 15 partidos, y en el que marcó 8 goles.

Exequiel Videla: Volante, nacido en Córdoba el 15 de enero de 1988, surgió de las inferiores de Rosario Central pero no disputó ningún partido en la primera. Pero si lo hizo en Montevideo Wanderers, hasta su regreso al país para jugar en San Martín de San Juan, equipo con el cual logró el ascenso a Primera División. Luego fue traspasado a Instituto de Córdoba, para luego tener un pasaje por Universidad de Chile donde pudo disputar torneos continentales como la Copa Libertadores de América hasta su arribo a Colón

Carlos Soto: En el momento de transcripción de esta guía, llega la información de que el ex volante de All Boys, llega a Colón por el término de 6 meses con opción de compra. El volante debutó en All Boys en el año 2005, para luego pasar a Vélez y jugar los torneos Apertura 05 y Clausura 06. Luego pasó a Nueva Chicago, equipo recién ascendido a Primera en ese momento, en el que luego descendió a la segunda categoría. Pasó por Gimnasia de Jujuy, para luego volver a Velez y ser campeón de la mano de Ricardo Gareca. En el 2010, regresa a All Boys, que en ese momento militaba en la B Nacional para terminar obteniendo el tan ansiado regreso a Primera.

Bajas

Ronald Raldes, Oscar Carniello, Bruno Urribarri, Iván Moreno y Fabianesi, Sebastian Prediger, Lucas Mugni, Rubén Ramírez, Luciano Leguizamon.

Planilla

Arqueros:

1- Germán Montoya 12- Andrés Bailo 35- Andrés Mehring

Defensores:

3- Gerardo Alcoba 13- Lucas Landa 30- Germán Conti 31- Cristian Saín 14- Maxi Caire 25- Mariano Bíttolo 4- Luis Castillo

Volantes:

34- Marcos Fernández 24- Martín Luque 11- Jacobo Mansilla 15- Gabriel Graciani 21 Lucas Acosta 8- César Meli 29- Federico Jourdan 28- Matías Sosa 33- Gerónimo Poblete 5- Exequiel Videla

Delanteros:

7- Facundo Curuchet 20- Julián Lalinde 17- Martín Comachi 26- Marcelo Argüello 27- Lucas Alario 9- Darío GandínEquipo Técnico:

Cuerpo técnico

Director Técnico: Diego Osella

Ayudante de Campo: Julio César Toresani

Preparador Físico: Sebastián Morelli

Entrenador de Arqueros: Santiago Piccinini

Kinesiologo: Eloy Porta

Médico: Pablo Serpentiello

Club

Fundación: 5 de mayo de 1905

Presidente: Eduardo Vega

Vicepresidente: Víctor Godano

Jefe de prensa: José Dato

Estadio: Brigadier López

Sistema de juego

Por el momento muy poco se ha podido ver sobre el sistema de juego de Diego Osella, pero por lo observado, tiene el equipo pensado con un conservador 4- 4- 2, en el cual se nota a un Colón defensivo, con volantes retrasados en defensa y con poca conexión con el ataque.

Por ende, el equipo luego de perder ante Patronato, tuvo una leve mejoría ante los suplentes de Atlético Rafaela ganando 2 a 1, teniendo un poco mas la pelota, uno de sus defectos es la falta de posesión, y generando un poco más de juego, con mayor llegada al arco rival, algo que deberá trabajar y mucho este nuevo cuerpo técnico, que intentará dejar al equipo en Primera División.

Defensa: En el arco tendrá a Montoya, de buen rendimiento, aunque por la situación en la que se encuentra el equipo no lo tenga entre los arqueros de buena actuación en el país. La defensa tendrá caras nuevas por lo que se puede ver, conservando a jugadores como Alcoba y Landa en el sector central, pero con la aparición de Luis Castillo por el costado derecho y hasta el momento, definiendo al lateral izquierdo, que luego de mucho tiempo de estar en Santa Fe, le podría llegar la chance al ex Vélez, Mariano Bíttolo.

Mediocampo: En la mitad de la cancha, Colón cuenta con un 5 generador de juego que es César Meli, y ante la ausencia del capitán Sebastián Prediger, quien finalmente en contradicción de sus palabras no se quedó en el club, tendrá de acompañante al ex Instituto Exequiel Videla, quien se conectará por los costados con un volante con juego potente y rápido como lo es Graciani, pasando al frente también con Jacobo Mansilla por izquierda.

Delantera: En el ataque, llegó Julián Lalinde, pero al no estar al 100% en lo físico, el número 9 fue Lucas Alario, quien volvió luego de largo tiempo de recuperación y que convirtió 3 goles en los partidos de pretemporada. Por consiguiente, todo indicaría que será el titular en la delantera junto con Facundo Curuchet, una de las cartas más importantes en el equipo para la generación de peligro en el área rival.

Once tipo

Colón de Santa Fe 4-4-2 football formation

VAVEL Logo