Un Huracán de ilusiones
Mancinelli y Villarruel festejan el gol de la victoria. Foto: Diario Olé

El primer tiempo tuvo un dominio absoluto de Huracán. El equipo de Frank Darío Kudelka sólo tardó algunos minutos en encontrar los espacios y en complicar al replegado Sportivo Belgrano. El Globo mostró un buen nivel colectivo y contó con grandes rendimientos individuales que le permitieron desequilibrar a la defensa de La Verde. La primera situación de gol estuvo en los pies de Leandro Caruso. El ex Godoy Cruz gambeteó a dos rivales dentro del área y la picó ante la salida de Rigamonti, pero apareció la pierna de Medina para despejar la pelota justo sobre la línea. Huracán siguió intentando y tuvo a su favor a un iluminado Matías Defederico. El mediapunta generó una enorme jugada por derecha que concluyó con una mala definición de Lucas Villafáñez abajo del arco. Encima, minutos más tarde, Matías Quiroga le dio un patadón a Patricio Toranzo dentro del área cometiendo un claro penal no sancionado por Pedro Argañaraz. Cuando parecía que Sportivo Belgrano y Huracán se iban al descanso sin goles, apareció la máxima alegría para el conjunto visitante. Luego de ocho toques sin interrupción, y de un gran pase frontal de Lucas Villarruel, Villafáñez dominó con el pecho, superó a un rival, y se tomó revancha para poner el 1 a 0 a los 40 minutos. El Globo se fue al descanso en ventaja y con un rendimiento que quizás le pudo haber permitido que el resultado sea más amplio.

El complemento tuvo un inicio que no se reflejó en nada a lo que ocurrió en la primera etapa. Huracán se retrasó en el terreno de juego y Sportivo Belgrano salió con todo en busca del arco defendido por Gastón Monzón. El local llenó de centros al equipo de Parque Patricios durante varios minutos pero la visita contestaba de contragolpe. Caruso estrelló la pelota en el travesaño, Toranzo de media distancia le rompió las manos a Rigamonti y hubo varias situaciones que carecieron de precisión para liquidar el partido por parte de los Quemeros. Y encima, a los 30, Insaurralde, que ingresó en el complemento, recibió la pelota dentro del área y puso el empate. Sin embargo, el asistente Del Bello anuló la jugada por un offside que nunca existió.

Después de un lluvioso y dramático final, Huracán se llevó tres puntos de oro y en Parque Patricios la ilusión por el ascenso sigue intacta. El local, en tanto, arrancó 2014 con el pie izquierdo y deberá recuperarse a la brevedad para no sufrir con el promedio en las últimas fechas.  

VAVEL Logo