Triunfazo del Tomba en el Monumental
Duelo de 10. Castellani y Lanzini disputan el balón.

Godoy Cruz visitó a River en el Est adio Monumental con una idea clara: nada de buscar un punto, nada de conformismo, nada de esperar al rival, simplemente ir a jugar. En un partido parejo, se prestaban la pelota entre ambos y si bien River tuvo la iniciativa y arrancó mejor, la balanza de a poco fue inclinándose. De arrancar ganando en el arranque del partido, a perder de local en el último minuto...

El primer tiempo comenzó parejo. River intentaba pisar primero y más fuerte entendiéndose con la pelota. El Tomba aún se estaba acomodando. Corrían 11' cuando Teófilo Gutiérrez picó el balón al área para Carbonero que entraba por derecha y, de primera, tocó al medio para Cavenaghi que, llamativamente, estaba solo y definió ante la salida de Jorge Carranza. Los primeros 15' fueron del equipo de Ramón Díaz hasta que Godoy Cruz demostró de a poco un manojo de ideas.

La pelota parada es uno de los fuertes del Tomba ya que se basan en trabajos rotativos y sin levantar el balón. A los 15' hubo una jugada preparada tras un córner para que José Luis Fernández rematara al arco tras la sucesión de toques. Barovero, con la visión un tanto obstaculizada, tapó el disparo pero dio un rebote que cayó en los pies de Grimi, quien puso el 1-1. A partir de ahí, algunos papeles iban cayendo del escritorio de Ramón Díaz, mientras que Jorge Almirón empezaba a ordenar el suyo. Castellani y Aquino comandaban la posesión de la visita, aunque no con tanta claridad en los últimos metros sumado a que no era el día de Mauro Óbolo.
En el local, Gabriel Mercado salió por lesión (ingresó Funes Mori) y las cosas cambiaron atrás respecto a la funcionalidad y posicionamiento de los defensores. River era lo opuesto: no estaba cómodo en el campo pero con Carbonero fue peligroso por derecha y hasta Manuel Lanzini llegó a zona de definición para anotar.

El segundo tiempo dejó en claro el apuro de River, obligado y presionado para encontrar el triunfo. Atacaba con desprolijidad pero, a su vez, con mucho peligro. Teo intentó por todos lados. Lanzini se asociaba. Carbonero estaba lúcido. Eso sí, en el fondo, el Millonario dejaba muchos huecos. Y Godoy Cruz asomaba... Asomaba con Aquino, con Fernández, con Castellani, que abusaban futbolísticamente de esa descuidada porción de terreno entre defensores y centrocampistas.

El Tomba tambaleaba también atrás pero resistía las individualidades rivales. Ya no quería tener tanto la pelota para aprovechar así los espacios que dejaba River, sobre todo, cuando Álvarez Balanta se fue expulsado por doble amonestación. Ya todo cambió: Leonardo Ponzio bajó a la línea defensiva y Manuel Lanzini debió ser sustituido por Cristian Ledesma para ocupar el hueco del medio. River iba como podía, insistente. Godoy Cruz apostó al contraataque, pero le sumaba la cuota de precisión en campo rival para no desesperarse. Tuvo varias chances (una fue gol no convalidado por un off-side que no existió ya que el jugador en cuestión no intervenía en el remato final) y otras encontraron el cuerpo de un firme Barovero.

Mientras Ramón continuaba buscando los papeles caídos, que cada vez eran más, el Tomba se le venía. Quería ganar. No se conformaba con el parcial empate. Fueron a jugar. Fueron por la victoria y tuvieron que esperar hasta pasados los 90 minutos para que Julio Rodríguez Giménez, que ingresó por Óbolo, reciba la pelota luego de una gran jugada de Claudio Aquino, y convirtiera el 2-1 definitivo para darle la victoria a Godoy Cruz en tierras riverplatenses.
River cayó ante su gente y dejó una imagen de mayor a menor. Los de Mendoza dieron un gran paso para mantener la categoría.

Mirá los goles...

Cavenaghi abrió la cuenta...

Grimi pone el empate...

Julio Rodríguez y la agónica victoria...

VAVEL Logo