En silencio
foto: ferplei.com

Luego del preocupante y deslucido encuentro disputado este lunes en el Monumental de Victoria, Claudio Borghi se mostró triste por el rendimiento del equipo. Así decidió, por primera vez en sus dos ciclos con la institución de La Paternal, suspender la conferencia de prensa tras el encuentro ante Tigre. Un indicio de esto se dio el pasado 15 de febrero cuando el equipo cayó ante Colón de Santa Fe y brindó una charla con la prensa de uno o dos minutos.

Se dice que una imagen vale más que mil palabras y con la cara del "Bichi" en el partido era así. Refunfuñando, hablando con sus colaboradores por su enojo, tomándose la cabeza. Esas fueran algunas de las expresiones que denotaban que Argentinos estaba jugando muy mal ante un flojo Matador. Es que el equipo en la primera parte se mostró pasivo, casi conformándose con un empate que de poco le sirve al equipo que en este momento se ubica último en la tabla de promedios. En el complemento fue aún más defensivo y apeló a los contraataques. Sin embargo, estos golpes que se generan a partir de la velocidad fueron casi nulos. Salvo alguna jugada aislada de Pisculichi colocando un pase entre lineas o de Cano sobre el final, el equipo no tuvo ataques certeros.

También se había visto indeciso a la hora de formar el equipo. En los entrenamientos se vio una estructura y una hora antes del cotejo realizó cuatro modificaciones de dicho once. Hizo que ingresaran Serrano, Ramírez, Boyero y Becerra sacando a varios juveniles. No podemos determinar si ese fue el punto flojo pero que el elenco si lo estuvo, no hay dudas. Ahora el entrenador tendrá poco menos de una semana para preparar un duelo clave ante Arsenal, que este martes juega por Copa Libertadores. Veremos si el sábado desde las 17:00, la institución que vio crecer a Diego Armando Maradona puede iniciar una remontada venciendo a los de Sarandí.

VAVEL Logo