Empate con final vibrante entre Belgrano y Estudiantes

Esta tarde, Belgrano recibió a Estudiantes en el Mario Alberto Kempes de la capital cordobesa. El encuentro fue de menor a mayor, con un primer tiempo bastante chato pero con un final de partido que pudo ser para cualquiera. El León abrió el marcador con un gol de Román Martínez, pero no supo cerrar el partido. Los Celestes consiguieron el empate gracias a la gran actuación de Juan Carlos Olave bajo los tres palos y al tanto marcado por César Picante Pereyra desde los doce pasos.

La primera etapa resultó bastante pobre, a tal punto que no existieron ocasiones de gol de parte de ninguno de los dos equipos. Durante los primeros 10 minutos de juego, el conjunto visitante tuvo más iniciativa y se aproximó al arco de Belgrano mediante algunos centros, aunque ninguno representó un peligro concreto para el portero del Celeste. La más clara la tuvo a los dos minutos a través de un buen centro de Auzqui que Israel Damonte no llegó a conectar. Con el correr de los minutos, los cordobeses emparejaron el trámite hasta el punto de terminar jugando mejor que su rival pero nunca lograron incomodar a Rulli. Si bien ambos mostraron ambición por ganar e intenciones de jugar, ninguno de los dos fue claro ni profundo como para ponerse en ventaja.

Sin dudas, lo más sobresaliente del primer tiempo fueron los dos penales obviados por el árbitro Juan Pablo Pompei: uno para Estudiantes, por una mano de Lollo a los 3´ y otro para Belgrano, por un agarrón sobre Pereyra a los 38´.

El complemento parecía ir en la misma línea que los 45 iniciales. Recién luego de 18 minutos, los albirrojos hicieron peligrar con cierta seriedad la valla de OlaveRomán Martínez disparó desde afuera del área y la pelota se fue cerca del palo derecho. Unos 8 minutos más tarde, en la primera ocasión manifiesta de gol de todo el encuentro, llegaría el gol de Estudiantes. Centro pasado de Desábato desde la banda izquierda, Auzqui que la bajo de cabeza y Martínez que apareció por el centro para mandar el balón al fondo de la red dándole de sobre pique.

A partir de este momento, los Pincharratas crecieron y tuvieron más de una chance para definir el encuentro, pero la mala definición y un par de atajadas brillantes de Olave, mantuvieron con vida al conjunto celeste. A los 36, Martínez eludió al arquero cordobés pero su zurdazo terminó dando en la cara externa de la red. Tres minutos más tarde, el "1" de Belgrano tapó un nuevo mano a mano, esta vez, a Álvaro Klusener.

A tres minutos del final, llegaría la igualdad para Los Piratas. El línea Fernando Espinoza, advirtió la mano desesperada de Jonatan Silva dentro del área y Pompei pitó penal. El encargado de cambiarlo por gol fue el Picante Pereyra. Luego del empate, uno y otro fueron a buscar la victoria y por esto mismo, los últimos instantes se jugaron a todo o nada. Ambos pudieron haberlo ganado, pero definitivamente, el empate fue lo más justo para los dos.