River ganó, pero no le sobró nada
Teo Gutiérrez, de lo mejor de River esta tarde. (FOTO: Olé)

Esta tarde, River le ganó a Arsenal por la mínima. Sin embargo, a pesar de la victoria, el equipo de Ramón sigue mostrándose inestable, combinando momentos de buen fútbol con otros en los que carece de ideas.

La primera etapa del Millonario no tuvo muchos brillos. Durante los minutos iniciales se vio a un equipo impreciso, tanto en los pases como a la hora de salir jugando desde el fondo debido al gran trabajo de presión que Arsenal implementó.

Si bien dominó y merodeó el área rival, nunca tuvo la profundidad necesaria ni mostró ideas claras para inquietar realmente a LimiaLanzini, el encargado de crear, apareció a cuentagotas. Tampoco utilizó demasiado las bandas, aunque cuando lo hizo pudo haber lastimado.

No obstante, a pesar de ser un poco más, el conjunto local también sufrió. El mal retroceso de sus líneas, sumado a varias desatenciones en defensa, terminaron dejándolo expuesto a los contraataques de los de Sarandí.

Sin dudas, lo mejor del elenco de Ramón Díaz estuvo en Teo Gutiérrez, que fue lo más “picante” del ataque riverplatense, especialmente cuando se tiró a la izquierda. Otro punto alto, fue Ariel Rojas quien, al menos durante estos primeros 45 minutos, intentó manejar los hilos del equipo y mostró muy buen criterio para atacar.

El complemento fue una clara muestra de lo que es este River: un equipo totalmente irregular. En el inicio, salió a buscar el resultado con más decisión. Explotó mejor los laterales del campo, en especial el lado izquierdo, con un Leonel Vangioni que cada vez que pasó al ataque generó peligro. A partir de esto, logró construir algunas buenas jugadas colectivas, combinando precisión y velocidad, como por ejemplo, en la que derivó en el penal que Cavenaghi terminó cambiando por gol.

Pero luego del tanto, el conjunto de Núñez fue totalmente diferente. En vez de intentar sellar el resultado, terminó cediendo pelota y metros ante un Arsenal que sin muchos recursos buscaba el empate y lo empujaba contra el arco de Barovero. Es cierto que la Banda también pudo haber marcado el segundo mediante varias contras, sin embargo, la eficacia goleadora sigue siendo una asignatura pendiente.

Afortunadamente, River pudo sostener la ventaja hasta el final y con la victoria conseguida esta tarde, se sitúa a tres unidades de Colón, el único puntero del campeonato.