¿Karma o mala suerte?
Foto: (LPM)
Es verdaderamente preocupante, River no marcó más de un gol por partido desde el comienzo del Torneo Final.
A Ramón lo inquieta la delantera del equipo, desde que tomó el cargo como DT de River, le preocupan las pocas apariciones que tienen los delanteros. Hay escases de goles, tal es así que en el Torneo  Inicial acumuló sólo doce tantos, mientras que en este campeonato apenas seis. Lo más alarmante es que en los últimos 20 partidos que jugó, nunca pudo marcar más de un gol.
 
Fernando Cavenaghi, Teófilo Gutiérrez, Giovanni Simeone, Federico Andrada, Rodrigo Mora, Juan Carlos Menseguez, hasta juvenil Sebastián Driussi fueron los delanteros que probó el técnico en este último tiempo, aunque el resultado no varió mucho.
 
La última vez que el Millonario marcó más un gol fue el 26 de septiembre, cuando Manu Lanzini y Teo Gutiérrez metían a River en los cuartos de final de la Copa Sudamericana. Pasaron 11 partidos del torneo Inicial, dos ante Lanús por la Sudamericana y los siete de este campeonato y el conjunto dirigido por el pelado Díaz no logra más de un grito por partido, incluso apenas marcó 12 en esos choques.
 
En el actual torneo,  Cavenaghi tan solo marcó 3 tantos mientras que el colombiano Teófilo solo 1,  ellos fueron los únicos dos delanteros que marcaron goles  en los últimos cinco partidos
 
Semana a semana, en cada entrenamiento, el DT  dedica gran parte de las prácticas a que sus delanteros estén cara a cara con el arquero, busquen variantes de cabeza, mano a mano, tiros libres o penales. "Un gol por partido, mientras sirva para ganar, vale", declaró días atrás Fernando Cavenaghi, capitán y el nueve titular del equipo de Nuñez.
 
Desde aquella noche ante el equipo ecuatoriano, justamente el Cave es quien más marcó, con tres tantos. Gutiérrez hizo dos, y el resto todos uno: Mercado, Menseguez, Simeone, Carbonero, Ponzio, Lanzini y Víttor, en contra.
 
El próximo domingo River se medirá contra All Boys, necesita un triunfo para prenderse en la pelea por el campeonato y volver a convertir para volver a cumplir con algunas de las premisas que sus hinchas piden con banderas en el Monumental: "ganar, golear, gustar".