Permiso para soñar

Este miércoles San Lorenzo recibió una buena noticia. El triunfo de Unión Española ante Botafogo en Brasil por 1-0 le deja chances al cuervo de avanzar a los octavos de final en la Copa Libertadores. Con la mueca de sonrisa por la novedad, el equipo recibió a Arsenal. El conjunto de Sarandí aseguró su pase a la próxima etapa del certamen internacional cuando venció hace 7 días a Anzoátegui en Venezuela por 3-1.

Quizás ésto motivó a los locales a salir tan bien al Pedro Bidegain en el juego. Los dueños de casa desde un principio mostraron mayor decisión que su rival y se hicieron con las acciones del cotejo. Rotando la pelota y con Piatti como líder de los ataques, los blaugranas acecharon el arco cubierto por Campestrini una y otra vez.

Luego de varias acciones de peligro fallidas, llegó la primera polémica de la noche. Vigliano cobró penal luego de que Matos fuera derribado por Campestrini. Desde el banco visitante hubo varias quejas. Fue acertada la decisión. Luego del esperado tumulto, desde los 11 pasos Buffarini cambió la pena máxima por gol y la apertura del marcador.

El 1-0 pareció ser el electroshock que despertó a Arsenal. Los de celeste y rojo, tras los reclamos a Vigliano, mostraron otra actitud. Fueron más ofensivos, con la intensión de no permitir jugar al rival y buscando, obviamente, el empate. Esto emparejó las situaciones de gol, que fueron varias para ambos elencos. La más destacada fue la que le quitó sobre el final de los primeros 45 minutos Braghieri casi en la línea a Correa, luego de una gran gambeta del joven. Los de Sarandí pudieron ponen la noche en tablas con un misilazo.

Antes del entretiempo hubo otra jugada discutida. La máxima autoridad del encuentro no sancionó un penal por clara mano del autor del gol, cuando Furch llegaba para poner el partido en tablas. Por esta acción, en el momento de ir a los vestuarios, varios jugadores reclamaron. Uno de ellos fue Cristian Campestrini que se fue al descanso amonestado.

En el complemento las acciones siguieron siendo intensas. Sin embargo, siempre quienes atacaron con más profundidad fueron los de azul y rojo. Entre una gran cantidad de chances desaprovechadas para ambos lados, los de Bauza terminarían la sequía. El ingresado Villalva, recibió un pase en profundidad y definió con gran nivel ante el arquero.

Bajo una verdadera fiesta producto de la alegría y la esperanza que generaba el inminente triunfo local, la visita demostró rebeldía e intentó descontar el marcador. Pero Álvarez, de gran noche, le negó a los de Sarandí la chance de disminuir la diferencia. En este marco, Vigliano pitó el final para el 2-0 que deja a San Lorenzo a tres puntos del líder Colón. Además, los santos sueñan con obtener la próxima semana un buen resultado que le otorgue al club el pase a octavos de final en la Copa Libertadores.

Antes de ésto, el conjunto de Bauza viajará a Floresta el domingo. En el Islas Malvinas, San Lorenzo se medirá ante All Boys desde las 17:10. Arsenal, que ya tiene asegurado su pase a la fase final del torneo internacional y además sabe que terminará segundo en el grupo 8, pondrá lo mejor disponible para medirse ante Tigre. Los de Sarandí recibirán a los de Victoria también el domingo y desde las 17:10.

VAVEL Logo