Recuperó la memoria
Gigliotti recuperó la eficacia y ayudó para la victoria xeneize (foto:Olé)

No había margen de error, luego de esas dos dolorosas derrotas con River y Rosario Central el equipo de Carlos Bianchi debía dar la cara en la cancha y demostrar algunos signos vitales. Si bien con el resultado puesto pareciera que Boca brilló tuvo también bastante ayuda de los mendocinos.

Godoy Cruz fue demasiado inocente en La Bombonera y lo pagó caro. Su arquero Carranza estuvo relacionado directamente con los tres goles del xeneize y la defensa estuvo muy mal parada, sobre todo en el segundo tiempo.

Las veces que el equipo de Almirón conseguía el balón no tenía peso ofensivo y no causaba peligro para los defensores xeneizes que fueron creciendo en confianza constantemente.

Los cortes del Cata Díaz y la confianza para la recuperación de Juan Forlín fueron uno de los pilares fundamentales para que el conjunto boquense no sufriera ningún contratiempo. El ex Espanyol redondeó su mejor partido desde que volvió al club y hasta se animó a llegar varias veces al área.

La tranquilidad y la seguridad defensiva que mostró Boca se reflejó en el desempeño de Agustín Orión y sobre todo en el arco propio, donde pudo mantener el cero.

En la parte ofensiva y en la creación de fútbol, una vez más, Juan Román Riquelme fue la pieza fundamental para llegar al área mendocina. El diez jugó el partido muy activo y además de convertir, buscó en reiteradas oportunidades a los delanteros.

Emmanuel Gigliotti y Juan Manuel Martínez fueron de los puntos más altos en el equipo azul y oro. El delantero central anotó por duplicado recuperando la confianza y demostrando que es el nueve que Carlos Bianchi necesita, por más de que algunas veces se dude de su presencia.

Juan Manuel Martínez fue el delantero que brilló en Vélez siendo desequilibrante y una de las cartas más importantes para quebrar la defensa tombina, aunque sigue con su mala suerte de no poder convertir.

Boca volvió a mostrar una de sus mejores facetas en el ciclo Bianchi y les trajo tranquilidad al Virrey y al club luego de una racha bastante negativa. Fue sumamente contundente, con la firmeza y seguridad defensiva necesaria para preocuparse solo por atacar. La victoria llega en el momento justo para recuperar la confianza y encarar una semana que desembocará en dos partidos claves: los punteros Colón y San Lorenzo. Si quiere seguir con chances y meterse en la pelea ya no podrá haber traspié posible.

Los goles

Boca 1-0 Godoy Cruz, Juan Román Riquelme.

Boca 2-0 Godoy Cruz, Emmanuel Gigliotti.

Boca 3-0 Godoy Cruz, Emmanuel Gigliotti.