Con las manos vacías
Foto: Taringa

Un balde de agua fría, fue lo que recibió Vélez en su cancha. El equipo del 'Turu' Flores, intentó por todos los medios, centros, tiros desde lejos, algunos mano a mano, pero en todas las oportunidades Saja y su falta de puntería le impidieron anotar.

 El partido comenzó como se preveía, con Vélez atacando por las bandas, sobre todo por la de Papa, y con Racing esperando, aguantando las embestidas del equipo de Liniers, que llegaba con la gran chance de subir a la punta, tras la derrota de Colón frente a Lanús. Al equipo de Merlo, se lo notaba un poco inseguro, sobre todo en el sector izquierdo con el juvenil Gómez. Pero la mitad de la cancha era una muralla con Cerro, Zuculini y CampiVélez tuvo algunas chances en los pies de Pratto, y Zárate nunca pudo disparar al arco, debido a la presión constante de Saveljich, que jugó un gran partido. Racing pareció desconocer la existencia de un arco rival, que custodiaba Sebastián Sosa.

 En el segundo tiempo, Vélez salió mas decidido, con Lucas Pratto rematando de afuera del área, aunque Saja siempre se encontraba bien parado, y era muy complicado incomodar al arquero de la Academia. Luego en una gran jugada de Zárate pivoteando y arrastrando marcas hacia afuera. El 'Oso' quedó solo frente a Saja, su remate, un bombazo, pegó en el palo derecho. Apenas pasado unos minutos, Allione hizo una diagonal fantástica para quedar solo nuevamente, pero Saja volvió a salvar a Racing.

 José Flores, mandó a la cancha a todos sus jugadores ofensivos. Correa por CabralNanni por Canteros, y Allione por Cáseres para ir con todo a por la victoria. El Fortín siguió intentando por arriba, pero Saja parecía invulnerable. Sin embargo, como dice el dicho, "Los goles que no se hacen en un arco, se convierten en el otro". Y así fue, tras una gran jugada de Aued que habilitó de taco a Vietto, el jóven delantero de Racing definió de manera exquisita, para marcar el 1-0 en el segundo minuto de descuento. Luego de eso, no hubo tiempo para mas acción, Fernando Rapallini pitó el final y terminó un partido que mereció ganar Vélez, pero se lo llevó el equipo de Reinaldo Merlo.

VAVEL Logo