Pocho y confianza
Insúa, figura y goleador del triunfo del Rojo (foto: ole.com.ar)

Independiente ganó un partido que en la previa parecía fácil, ante un rival de inferior categoría que para colmo jugó con mayoría de suplentes. Claro que últimamente nada es tan fácil para un Rojo que ya está acostumbrado a sufrir de más y perder ante rivales insólitos. Santamarina fue un rival digno en la noche puntana y se vio superado por las individualidades del Diablo en ataque, en especial por la gran actuación de Federico Insúa, a quién la número diez le calzó a la perfección.

Al comienzo del partido Independiente tomó la posta en los pies de Morel, quien regresó tras varios encuentros relegado, Insúa y Pisano e intentó lastimar a los tandilenses, que se prepararon para salir rápido de contra y así buscar el arco rival.

Se vio a un Menéndez muy activo, aunque con poco oficio de nueve, saliendo del área para buscar al Pocho Insúa en la generación de juego. Por el lado de Santamarina, Prudencio buscaba amortizar las contras generadas por sus compañeros y así sorprender a un rival, superior por nombre e historia.

A los 24 minutos, tras un tiro libre de Independiente, Celaya le cometió una falta en el área a Menéndez que pocos árbitros cobran, pero que Carlos Maglio no dudó en pitar. Insúa ejecutó fuerte y festejó la apertura del marcador sin demasiada euforia, abrazándose con sus compañeros.

El gol ayudó al Rojo a animarse un poco más y a apoyarse en buenas combinaciones entre Insúa, Pisano y Miranda. Así fue como a los 35 llegaría el 2-0 para los de Avellaneda. El Pocho asistió por derecha a Monserrat, quien se metió en el área, eludió y remató cruzado para traer tranquilidad al resultado parcial.

Santamarina acusó recibo del golpe propinado por su rival y fue en busca del descuento, que consiguió a falta de cuatro minutos para el final del primer tiempo. Luego de un tiro libre desde la derecha, Gogna bajó la pelota para que Celaya convierta, ante la pérdida de marca de Samuel Cáceres.

Sobre el final de la primera etapa, el Rojo pudo aumentar la cuenta y también recibir el empate. A los 44, Matías Pisano habilitó a Insúa, quien entró al área, sorteó a Bertoya pero se quedó sin ángulo para definir. Dos minutos después, Fabián Assmann dio un rebote increíble tras una pelota parada de los tandilenses y Prudencio pateó desviado, perdiéndose la igualdad.

En el complemento, el Gigante de las Sierras salió con el orgullo herido a robarle la pelota al Rey de Copas, mientras que los dirigidos por Omar De Felippe intentaban tocar, aunque con imprecisiones.

A los cinco, comenzó a generar peligro Independiente. Insúa se la bajó de pecho a Pisano, quien picó para Menéndez; este asistió nuevamente al Pocho y el diez definió por arriba del travesaño. Doce minutos más tarde llegaría la reivindicación del refuerzo del Rojo. Assmann sacó largo para Menéndez quien la bajó de cabeza para Pisano, el ex Chacarita tocó atrás para Insúa que sacó un sablazo y puso el 3-1. Tranquilidad para los hinchas de Los Rojos, quienes temían ante las arremetidas de los tandilenses.

A los 19, se comenzaría a definir el partido. Gogna cruzó a Menéndez ingresando por derecha al área y Maglio cobró tiro desde el punto penal. Insúa estaba para el triplete, pero en su papel de líder le cedió el turno al Polaco, quien se sacó la mufa y puso el cuarto para el conjunto de Avellaneda.

Santamarina no se dio por vencido ante la goleada y seis minutos después del penal, puso el 2-4 por medio de Timpanaro, tras una mala salida del arquero del Rojo, quien pagó su larga inactividad bajo los tres palos. Así, con dignidad y esfuerzo, los dirigidos por Duilio Botella se tiraron para adelante para buscar el error rival. En medio del arrojo de los tandilenses, el Rojo pudo anotar el quinto tanto tras un desborde de Francisco Pizzini (ingresó por Insúa) con centro atrás para Sebastián Penco, que el ex San Martín de San Juan estrelló en el travesaño.

Santamarina, aún con suplentes, fue un digno rival para un Independiente (también con un mix) que consiguió una victoria importante por lo anímico y por el dinero que ingresará a las arcas del club por la clasificación a la próxima fase de la copa. Ahora, deberá enfocarse en las fechas que le quedan al torneo para lograr el ascenso, algo que le está costando bastante.

Los goles del partido:

VAVEL Logo