Boletín de Calificaciones de San Lorenzo 0-0 Boca
Ortigoza y Riquelme luchan por la pelota Foto: La Razón

(0-3: Muy mal; 4: Mal; 5: Regular; 6: Bien; 7: Bastante bien; 8: Muy Bien; 9: Fantástico; 10: Excelente; S.C: Sin Calificar)

Edgardo Bauza (5): No acertó en el planteo del partido. Mandó al equipo hacia atrás a defender el empate durante todo el encuentro. Si bien una de las premisas fue la de pelear todas las pelotas, le faltó imponerle agresividad y hacer arriesgar más a los jugadores para ir en busca de los tres puntos. Con un poco más de ambición, San Lorenzo se podría haber llevado la victoria. Hizo muy tarde los cambios, debía haber metido antes a los habilidosos como Villalba y a los goleadores como Matos.

Sebastián Torrico (6): Junto con Agustín Orión fueron los "expectadores de lujo" del encuentro. Boca prácticamente no le generó situaciones de riesgo en el primer tiempo, salvo un remate por arriba de Emanuel Gigliotti luego de un pase de Juan Román Riquelme. En el complemento gravitó más. Le ahogó el grito a Cristian Erbes en una contra, y después evitó que Boca se pusiera en ventaja por intermedio de Claudio Riaño quien quedó mano a mano luego de una buena habilitación de Luciano Acosta.

Julio Buffarini (6): Buen partido del mediocampista devenido a lateral. Jugó en un puesto improvisado, que no es su posición natural. Le faltó pasar más al ataque para generar juego por las bandas. 

Carlos Valdés (6): Tuvo un partido aceptable. Logró anular a los delanteros de Boca, salió bien al corte de la pelota. 

Santiago Gentiletti (6): Jugó en su posición natural y rindió como se esperaba. Junto con Valdés fueron los encargados de cortar el juego Xeneize y de evitar toda situación de peligro que recayera sobre su área.

Emmanuel Más (4): Mal partido del ex lateral de San Martín de San Juan. Perdió la marca y casi todas las llegadas que tuvo Boca se iniciaron por su sector.

Leandro Romagnoli (5): Regular partido del ídolo azulgrana. Fue desequilibrante en varios pasajes del encuentro pero se hizo echar innecesariamente por una patada a Nicolás Colazo luego de perder la pelota.

Juan Mercier (6): Buen partido del 5 del Ciclón. Pese a tener falencias para armar los ataques del Ciclón, estuvo preciso en la marca, recuperó y distribuyó el balón. 

Néstor Ortigoza (3): Pésimo partido del mediocampista central. Le faltó velocidad y percepción del juego. Tuvo carencias para crear llegadas de gol. Además se fue expulsado por una falta infantil. 

Ignacio Piatti (4): Tuvo la oportunidad de convertir en la chance más clara que tuvo su equipo sobre el final del capítulo inicial, pero la tiró afuera. Luego salió reemplazado cuando faltaban 20 minutos para que finalize el encuentro. 

Ángel Correa (4): Flojo. Le faltó explosión y viveza para gambetear y desequilibrar como suele hacer. Si bien tuvo chances claras para convertir, le faltó precisión en el tiro del final. Tuvo dos situaciones para darle la victoria a su equipo. La primera la generó él en el cierre del primer tiempo y la desperdició Ignacio Piatti, y la otra en el complemento pero no pudo con Orión. 

Nicolás Blandi (4): Mal partido del ex delantero de Boca. Falta de entrega y actitud. Pasó desapercibido en todo el cotejo. Le faltó su cuota de goleador. No tuvo fuerza como referencia de área. Poco habituado a jugar por arriba, tuvo que soportar los pelotazos de sus compañeros.

Mauro Matos (S.C): Ingresó los últimos 25 minutos. No aportó nada. Pasó desapercibido. Le faltó que sus compañeros le hicieran llegar la pelota para generar alguna situación clara de gol.

Héctor Villalba (S.C): Entró los últimos 27 minutos. No intervino ni desequilibró en el encuentro. Le faltó más rodaje para mostrar su talento. 

Walter Kannemann (S.C): Estuvo poco tiempo en cancha. Bauza lo metió cuando ya se terminaba el partido. No llega a lograr una calificación.

Árbitro-Diego Abal (5): Expulsó bien a Néstor Ortigoza y a Leandro Romagnoli por faltas groseras, pero omitió echar a Luciano Acosta, a quien le perdonó la vida cuatro veces. La última fue un patadón a Juan Mercier que ameritaba mandar al hombre de Boca a la zona de vestuarios. Le faltó imponer autoridad para frenar el clima picante con el que se estaba disputando un encuentro que fue muy trabado y luchado por ambos lados.

VAVEL Logo