Análisis táctico de la Selección Argentina

La Selección Argentina integra el Grupo F del Mundial de Brasil 2014 junto a Irán, Bosnia & Herzegovina y Nigeria. Su debut se llevará a cabo el domingo 15 de junio ante el seleccionado europeo en el mítico Maracaná, ubicado en Rio de Janeiro.

Un Alejandro Sabella más ofensivo

A diferencia de sus anteriores experiencias conformando un cuerpo técnico, tanto como ayudante de campo de Daniel Pasarella en el Mundial de Francia '98 como entrenador del recordado Estudiantes de La Plata campeón de la Copa Libertadores 2009, se aprecia con el buzo de la selección a un Alejandro Sabella distinto.

El entrenador no presenta una propuesta basada en la solidez defensiva, esa la que solía identificar a sus equipos, y esto se debe sin lugar a dudas a la decisión del propio técnico de armar un conjunto que gire en torno a Lionel Messi y a las demás estrellas que posee Argentina en la faz ofensiva.

El sistema que empleará la Selección Argentina en su debut ante Bosnia es el mismo que el utilizado durante todo el ciclo que llevó al combinado albiceleste a ganar las Eliminatorias: 4-3-3.

No obstante, el técnico argentino analiza variantes y por tal motivo ha probado en algunos amistosos previos a esta Copa del Mundo la idea de una línea de cinco defensores. Esto se debe a que muchos equipos cuentan con delanteros de jerarquía e igual potencia ofensiva y por tal motivo es indispensable estar bien parado en el fondo, algo que aún se le reprocha a la selección albiceleste y que será clave corregir previo al debut.

En busca de solidez

Para suplir esa falta de experiencia en la línea defensiva, el entrenador sorprendió al incluir en la lista de 23 a Martín Demichelis, quien no había formado parte del plantel durante el ciclo Sabella.

Esto se debió a que si bien Ezequiel Garay y Federico Fernández mejoraron su labor con el correr de los partidos, la cita mundialista es un torneo completamente distinto en el que resulta indispensable la presencia de "veteranos" que ya hayan participado en anteriores presentaciones.

La defensa es sin duda el déficit que posee este equipo y que el DT deberá corregir. Esto se ve reflejado mayormente a la hora del retroceso, ya que al contar con tres delanteros bien definidos el once pierde equilibrio en mitad de cancha y la defensa debe enfrentar a sus adversarios en desventaja numérica.

El mediocampo, la clave del éxito

La mitad de cancha de la Selección Argentina cumple el rol fundamental en el planteo colectivo de Alejandro Sabella. Para ello, el técnico deberá contar con los buenos presentes de Javier Mascherano y Ángel Di María - piezas claves en sus respectivos clubes - pero también con la recuperación de Fernando Gago, quien viene de continuas lesionas que le impidieron llegar al Mundial de Brasil 2014 con el ritmo futbolístico adecuado para una competencia de esta magnitud.

En este sector del campo será indispensable que exista ese juego asociado que tantas alegrías le dio a la Albiceleste en los mundiales juveniles entre el ya menciado Gago y la estrella del equipo Lionel Messi, pero también la lucha y recuperación en defensa del aguerrido subcapitán y referente del equipo Javier Mascherano.

Esto, sumado al enorme presente de un Ángel Di María que viene de ser factor determinante en la consagración del Real Madrid en la Champions League, le aportaría al once titular esa cuota de juego y equilibrio que tanto busca el entrenador.

La mejor ofensiva

La Selección Argentina cuenta en la zona de ataque con tres delanteros de elite. Lionel Messi, Sergio y Agüero y Gonzalo Higuaín, figuras en el fútbol europeo, conforman una faz ofensiva que sería el sueño de cualquier entrenador.

Además de contar con Lionel Messi, mejor jugador del mundo y balón de oro en cuatro oportunidades, Alejandro Sabella dispone adelante otros dos atacantes que son seguidos de cerca por equipos como el Barcelona y el Real Madrid, y que cuentan con un presente arrollador.

Estos últimos dos delanteros no han tenido minutos en los amistosos previos al Mundal ya que ambos se recuperan de sendas lesiones que, si bien no son de gravedad, el entrenador optó por prevenir el karma que dejó ya a varios seleccionados sin figuras de renombre por dolencias físicas.

En la velocidad y el desequibrio de Lionel Messi y Sergio Agüero por las bandas, y la capacidad goleadora de un Gonzalo Higuaín intratable dentro del área, es donde surgen las más profundas ilusiones de 40 millones de argentinos que sueñan con levantar nuevamente y por tercera ocasión la ansiada Copa del Mundo.

Alineación básica

La figura

Lionel Messi ya sabe lo que es ser campeón del mundo con la camiseta argentina. Fue en 2005 en el Mundial sub20 disputado en Holanda, junto a Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Fernando Gago, Lucas Biglia y Sergio Agüero, quienes serán también sus compañeros en esta cita mundialista.

En los JJ.OO de Beijing 2008, el astro logró el oro olímpico en fútbol en una final repetida. Al igual que en 2005, fue triunfo ante Nigeria y consagración con un estupendo gol del también presente en Brasil 2014 Ángel Di María.

Con 39 goles en 86 partidos con la camiseta celeste y blanca, Lionel Messi buscará ese título que le falta y que tanto anhela: La Copa del Mundo. El diez, al igual que cada hincha de la selección, comparte un sentimiento: "Hay mucha ilusión".

Reviví los goles de Lio con la camiseta del seleccionado argentino:

VAVEL Logo