La meta: Sudamericana
En 2003, River perdió la final  de la Sudamericana contra Cienciano. Tan cerca, tan lejos. (FOTO: El Comercio).

La vida le sonríe al Millonario en este 2014. Campeón del Torneo Final (con victoria en el Superclásico incluida) Puntero del campeonato con un partido menos, en cuartos de final de la Copa Argentina y a un paso de llegar a octavos de final de la Copa Sudamericana. Aunque dispone de un plantel corto, Marcelo Gallardo supo sacar lo mejor de cada jugador y mantiene su línea de juego con cualquiera de sus intérpretes.

Respasando: la Copa Argentina es tentadora por lo económico, pero la Banda ya está clasiificada a la Copa Libertadores 2015 (el premio de este certamen), aunque también sirva para darle rodaje a suplentes y juveniles. Por otro lado está el Torneo de Transición, en donde River goza de la punta en soledad y con la gran oportunidad de lograr el bicampeonato (cosa que no logra desde la temporada 1999/2000).No obstante, llegando a las instancias decisivas de cada certamen, las pregunta son, ¿a cuál competencia se debe apuntar River? ¿En qué competencia debe apuntar sus cañones? ¿Cuál merece el mayor desgaste e inversión de todo el potencial futbolístico del equipo?

Sin embargo, la Copa Sudamericana es el gran anhelo del hincha riverplatense, que no ve a su equipo festejar un torneo internacional desde 1997, cuando River se consagró campeón de la Supercopa de ese año, con Ramón Díaz en el banco y Marcelo Salas como principal estandarte aquella final contra San Pablo. El hoy DT, Gallardo, también fue una de las figuras de aquel equipo.

Después de esa conquistas, abundaron los fracasos Millonarios fuera del país, al punto que en Copa Libertadores lo máximo que pudo llegar en estos 17 años fueron dos semifinales (2004 y 2005), y en la Sudamericana, se recuerda la final de 2003 ante el ignoto Cienciano, que se llevó el equipo peruano tras empatar 3-3 en al ida en el Monumental y ganar 1-0 en su estadio. Esa fue la última final internacional, hace 11 años.

El Comercio

Asimismo, teniendo en cuenta desde cuándo se disputa la Sudamericana, hay una clara hegemonía argentina. La tienen en sus vitrinas San Lorenzo (2002), Boca (2004 y 2005), Arsenal (2007), Independiente (2010) y Lanús (2013); además fueron finalistas Estudiantes (2009) y Tigre (2011).

A pesar de su supremacía en el ámbito local, que lo demsutra hoy en día y con creces, River necesita de un salto de calidad fuera del país, teniendo en cuenta la cantidad de años que pasaron sin éxitos y recuperar terreno a nivel continental. Aunque, como manda su rica historia, la Banda tiene que ir por todo, pero con lo internacional ponderando. Y buscando la sexta Copa.

VAVEL Logo