En La Plata manda el Rey León
El goleador Vera festeja con Rosales y Correa. Entre los tres definieron el clásico (foto: canchallena).

Devolvieron el precio de la entrada. Todo lo que se guardaron Estudiantes y Gimnasia en aquel 0 a 0 en el Bosque por la ida de esta fase lo demostraron en la vuelta disputada en el Estadio Unico, donde el Pincha fue más que el Lobo en la primera parte y hasta convirtió un gol que no convalidó el árbitro Néstor Pitana.

Estudiantes hizo lo que el compromiso le pedía. Era local ante su gente y jugaba ante su rival de toda la vida, el mismo que disputó once clásicos en el Único, perdió ocho y empató tres. Por eso, los dirigidos por Mauricio Pellegrino lo fueron a buscar desde el comienzo y por momentos parecían llevarse por delante al conjunto Tripero, pero se toparon en varias oportunidades con un fenomenal Fernando Monetti.

El arquero visitante, quien llegaba cuestionado, fue lo mejor de su equipo. El Mono aguantó la agonía del Lobo que no demostró estar a la altura del encuentro. Primero salvó una tijera a Román Martínez con pique de por medio y destino de gol, después se hizo gigante en un mano a mano y luego, con algo de fortuna, logró engañar a todos sacando un cabezazo de Diego Vera de adentro del arco, cuando la pelota había quedado entre sus piernas.

Pero vamos a Estudiantes. El Pincha jugó el clásico internacional como manda la historia. Sabiendo que además de haber un ganador y un perdedor, esta vez el que perdía quedaba afuera de la Copa Sudamericana. Las imprecisiones en algunos jugadores estuvieron presentes, pero así y todo Estudiantes se puso la pilcha de protagonista y superó a los Mens Sana. 

Sin embargo, cuando el León encontró mediante Vera el gol de la clasificación, comenzó otro partido. Perdió por lesión a Joaquín Correa y el ingreso de Matías Aguirregaray no hizo más que quitarle peso ofensivo durante el segundo cuarto de hora del complemento. Hasta que Ezequiel Cerutti reemplazó a un agotado Vera, el León sólo pudo aguantar la arremetida de un rival que iba al frente con centros a Desábato y Schunke.

El Lobo, de mal primer tiempo, fue pasivo de mitad de cancha hacia adelante. Parecía que mantener el cero y sorprender con alguna contra era su estrategia primordial. Y cuando lograba recuperar la pelota moría en un pelotazo a Pablo Vegetti o se perdían en malas distribuciones del mediocampo.

Así y todo, reaccionó luego del gol de Vera -en el momento que Estudiantes resignó atacar- y se animó un poquito más ya que estaba obligado a convertir un gol para seguir en la Sudamericana. Los cambios de Pedro Troglio le dieron más peso ofensivo a su equipo, aunque apenas generó una sola situación de gol mediante un cabezazo de Mendoza

Tuvo de todo la revancha del clásico. Hubo momentos de pierna fuerte en el que el juego entró en una meseta, pero la intensidad en La Plata era impresionante.

Sobre el final, el Pincha encontró oxígeno en la frescura de Cerutti y pudo haber ampliado la ventaja con un remate casi de mitad de cancha, dado que Monetti había ido a cabecear al área rival en una de las últimas jugadasSe fue expulsado Lucas Licht y hubo tumulto en el mediocampo.

El sábado volverán a verse las caras por el torneo local y allí podrá estar el capitán del Lobo, quien seguramente recibirá una dura sanción internacional porque cuando se retiró hizo gestos contra la parcialidad de Estudiantes. Por su parte, el León, que volverá a ser local, no podrá contar con Israel Damonte ni Jonathan Schunke, sancionados ante Rafaela.

Por su parte, en octavos de final de la Copa Sudamericana, Estudiantes espera por el ganador de Peñarol y Deportivo Cali.

VAVEL Logo