Y un día... llegó la primera
Marcos Aguirre, el autor del primer gol para que la "Gloria" vuelva al triunfo. (Foto: Página Gimnasia y Esgrima de Jujuy)

El reloj indica las 21.30 hs, Mauro Gianinni le da comienzo a un partido del que se espera un claro ganador. El local perdió un solo partido y está segundo. El visitante aún no ganó y los problemas institucionales lo desbordan. En Alta Córdoba las calles están tranquilas, como tristes. El hincha en su casa se pone otra vez frente a la pantalla, a esperar un milagro que sólo él quiere creer que puede suceder. Su equipo no venía jugando bien, su club tiene una deuda importante y los jugadores están molestos con la dirigencia.

En Jujuy, el Estadio 23 de Agosto vibraba al son de los simpatizantes de Gimnasia. La gente fue a apoyar a su club que había perdido el invicto en la anterior fecha, y sin embargo estaban ahí como siempre.

Resultado sorpresa

El primer tiempo en la Tacita de Plata comenzaba con un ataque del Lobo, un mano a mano de Martín Abraham con Rodrigo Barucco donde logró triunfar el arquero. De allí en adelante el dominio sería para la visita. La Gloria trataría de dominar la pelota y a los 11 minutos llegaría el primer grito. El Pipi García levantó un centro pasado que Maldonado bajó para rematar al arco y, tras el rebote de Ojeda, Aguirre marcó el gol para que las gargantas en Córdoba estallen de euforia. Por primera vez en el campeonato Instituto iba ganando.

El manejo de Maldonado, que también ayudaba en la recuperación, junto con García, el despliegue de Aguirre y el pivoteo de Velázquez, fueron las claves para que el Albirrojo se fuera al descanso arriba justamente. Para los de Mario Sciacqua, su figura Sebastián Ereros no brilló.

La segunda etapa no varió mucho en cuanto al desenlace de la anterior. A los 19' el goleador Javier Velázquez amplió el resultado 2-0. Cuando parecía ser una fiesta para los dirigidos por Daniel Jiménez, los jujeños tomaron la posesión del balón y cambió el rumbo de las cosas. A los 25' Haberkorn logró el descuento y la gente en las tribunas empujaba al equipo con cantos.

Los palos y el travesaño fueron los principales aliados de Barucco en la noche de miércoles. Tres tiros en el poste lateral y dos en el horizontal salvaron a los cordobeses del empate y la decepción. Fue un triunfo agónico, pero consiguió sumar de a 3. Es mucho el trabajo que tiene Miliki de ahora en más, pero en Jujuy encontró un oasis en medio de un largo desierto.

Acá los goles del partido

VAVEL Logo