Rompió la racha
Caranta, feliz tras mantener el arco en cero luego de 12 partidos recibiendo goles. (Foto: La Capital).

Dicen que las rachas están para romperse, y eso fue lo que pasó esta tarde en Córdoba cuando Alejandro Castro dio el pitazo final y Central se clasificó a los 4tos de final de la Copa Argentina al vencer a Tigre. ¿Por qué?. Porque el Canalla pudo al fin terminar un partido sin recibir goles, algo que no lograba desde el 10 de mayo de este año, cuando los dirigidos por Miguel Ángel Russo empataron 0-0 con Racing en Avellaneda por la 18va fecha del Torneo Final 2014. 

En la fecha siguiente el Canalla recibió a Argentinos Juniors en el Gigante, equipo que ya estaba descendido a la B Nacional, al que le ganó 3-2 con goles de Méndez, Niell y Acuña. El próximo comprimiso oficial fue el 26 de julio, cuando Central enfrentó a Juventud Unida de San Luis por Copa Argentina y le ganó 3-1 con goles de Niell, Abreu y Aguirre, recibiendo un gol tras un error de Delgado.

Luego comenzó el Torneo de Transición y en la primera fecha el equipo rosarino empezó perdiendo tras el gol de Quilmes, pero pudo dar vuelta el encuentro con goles de Abreu, Delgado y Acuña. En la jornada siguiente fue momento de visitar el Monumental para jugar ante River, quien se quedó con el triunfo al ganar 2-0.

En las dos fechas siguientes, Central volvió a empezar perdiendo, primero con Gimnasia en La Plata, aunque luego dio vuelta el partido, y después con Godoy Cruz en el Gigante, que se quedó con la victoria gracias al gol de Ramírez. 

En la fecha 5 el Canalla inició ganando por primera vez en lo que iba del campeonato, tras el gol de Walter Acuña a Defensa y Justicia. Dicho enfrentamiento culminó con triunfo auriazul pero con un gol recibido de parte de Camacho. En la 6ta jornada, el equipo volvió a arrancar ganando con el gol de Lucas Acevedo a San Lorenzo, pero Cavallaro puso el empate.

El 4 de septiembre llegó la hora del debut en la Copa Sudamericana ante Boca en el Gigante, pero Central sufrió el gol de Marín en el primer tiempo. Nueve días después los dirigidos por Russo visitaron a Tigre, equipo que recibió el primer gol de José Valencia con la camiseta de Central, pero los comandados por Gustavo Alfaro dieron vuelta el encuentro y el Canalla sufrió 4 goles. 

Dos semanas después fue la revancha ante el Xeneize, quien no tuvo piedad y le propinó a los rosarinos 3 goles, eliminándolo de la competencia internacional. Y hoy, tras 12 partidos, Rosario Central se dio el lujo de poder terminar un partido sin recibir goles al vencer a Tigre y clasificar a los 4tos de final de la Copa Argentina.

VAVEL Logo