El Tigre no rugió
La pelea por el balon que se translado a todos los sectores de la cancha (FOTO: Télam)

Este miércoles, Tigre no pudo con Rosario Central en Alta Córdoba. Y así, quedó afuera de la Copa Argentina en los octavos de final, certamen que era la prioridad para los de Victoria.

Desde el primer momento, el dominio fue de los rosarinos, el Matador parecía no tener una buena tarde, donde no podía hacer pie en el juego y de ese modo Central, se hizo dueño del medio campo.

La primera ocasión de gol clara, fue pardirigidos para los de Miguel Ángel Russo, de la mano de el uruguayo Sebastian Abreu, tras un excelente centro de Pablo Becker, pero fue anticipado por Ignacio Canuto y la pelota se fue desviada.

Si bien el dominio fue siempre de Rosario, el primer tiempo no tendría muchas situaciones de riesgo, un disparo de Jonás Aguirre, que se iría cerca del travesaño y un tiro libre de Delgado que se fue apenas por encima de los 3 postes que defiende Javi García.

Recién cuando promediaban los 30 minutos de juego se comenzó a ver un poco del juego del club de Victoria, con un disparo de Sebastian Rincón que se fue por encima del travesaño y luego otro de Sebastián Rusculleda que con una gran atajada Mauricio Caranta logró desviar. Eran llegadas esporádicas, esperando al error del rival para poder concretar.

Ya cuado se moría el primer tiempo, Central dispuso de una más, por medio un cabezazo de Mustos luego de un córner que se fue muy cerca del palo izquierdo.

Ya en el segundo tiempo la primer jugada con peligro fue a los 23 minutos, una jugada gestada desde el fondo por el Trencito Valencia fue desperdiciada por Abreu, quien le pegó mal al balón y se fue a un metro del palo izquierdo del arco de Tigre, que daba a la luz sus falencias defensivas.

El Matador nuevamente se desconcentró y no podía encontrar el balón, mientras que Central con el ingreso de Walter Acuña, le dio más movilidad y juego al equipo.

El recién ingresado Acuña armó una jugada colectiva que culminó en un buen centro desde la derecha de Nery Domínguez para que Abreu, de cabeza, establezca el 1-0 definitivo.

El Matador, con la obligación de salir a buscar el partido, para estirar la serie a los penales, pero solo tuvo dos tiros de esquina que fueron bien defendidos por Rosario Central.

Mostrando un juego pobre y sin muchas ideas, el Tigre de Gustavo Alfaro, quedo eliminado de la Copa Argentina tras caer 1-0 contra Central, en un partido donde el sol brilló pero la pelota no puedo hacer lo mismo.

VAVEL Logo