El Tiburón dejó a Instituto sin gloria ni rumbo
Daniel Jiménez podría dejar el cargo como DT de Instituto tras los malos resultados. (Foto: Día a Día).

Por la Fecha 10 de la Zona A del Torneo de Transición Nacional B 2014, en el José María Minella, Aldosivi superó 2-0 a Instituto. Gerardo Méndez Cedro fue el árbitro, que dirigió su primer partido en la categoría.

Sin gloria ni rumbo, en una caída que parece interminable, está la situación de un golpeado Instituto. En todo sentido lastimado, desde lo político-económico hasta lo deportivo, con resultados esperados que no llegan y un equipo que no muestra un estilo propio que lo identifique.

Probablemente hoy termine el ciclo como DT de uno de los máximos ídolos del club. Y así pasan los nombres mientras los hinchas van quedando, sufriendo, pero siempre acompañando. Ellos serán quienes luchen, junto a las nuevas personas que aparezcan, para dar vuelta la dolorosa realidad. Deberán venir cambios que ayuden a recuperar las posibilidades de volver a pelear por un ascenso.

Los 90 minutos

El primer tiempo plasmó una diferencia notable entre dos equipos totalmente diferentes. Mientras el conjunto local se hacía de la pelota y buscaba la conexión de pases por medio de Capurro, con un buen despliegue de Lugüercio; la visita se paraba en el fondo con las dos primeras líneas pegadas pero desprolijas, dispuestos para salir jugando de contragolpe. Por instantes dominaba con el balón en los pies de Bernardi, pero la mayoría de las salidas del fondo eran pelotazos divididos que buscaban la cabeza de Mazzola o Velázquez para pivotear.

A los 22 minutos, luego de que Lugüercio se escape de la marca de Sapetti y avance en diagonal de derecha a izquierda, Miracco encontró la pelota llegando al punto del penal y definió cruzado para poner el 1-0. La Gloria no reaccionaba a pesar de algún ataque aislado y el Tiburón, con mayor profundidad, marcó el 2-0 a los 41 minutos. Nuevamente Nicolás Miracco picó a espaldas de los centrales y cabeceó sólo de frente a Barucco.

La segunda etapa no varió mucho de la anterior. Aunque el Albirrojo mejoró levemente debido a que los marplatenses le cedieron la pelota, los cordobeses no estaban precisos y se los notaba superados. Cada ataque del local ponía en peligro el arco de Barucco. Y así fue diluyéndose el encuentro que dio como justo ganador al elenco de Alfredo Berti.

El primer gol

El segundo gol

VAVEL Logo