La jerarquía copera se impuso y Boca está en semifinales
La jerarquía copera se impuso: Boca en semifinales. Foto: canchallena

El partido comenzó con un ida y vuelta en el que se ambos equipos tuvieron un mano a mano antes del minuto 5. La intensidad de juego era muy alta y esto llevó a que Boca diera el primer golpe al minuto 9: Meli remató desde afuera del área, el rebote le quedó a Andrés Chávez y éste lo dejó solo a Jonathan Calleri para que convierta el 1 a 0.

Dominio de Boca: Después del gol, el partido no tuvo claras opciones de gol y estuvo controlado por el equipo xeneize que tuvo la tranquilidad por haber ampliado la ventaja en los primeros minutos. En ese sentido, el equipo paraguayo no pudo hacer daño y estuvo inmerso en dudas, debido al buen trabajo defensivo que tuvo el equipo de Arruabarrena.

A partir del minuto 25, Boca empezó a sentir la alta temperatura y Cerro Porteño se acercó al arco protegido por Agustín Orión. Así entonces, al minuto 27, ante la pasividad de la defensa xeneize, Mauricio Sperduti desbordó por derecha y lanzó un centro que fue mandado al fondo de la red por Daniel Güisa. 1-1.

El empate y un golpe anímico para ambos equipos. Cerro Porteño, motivado tras conseguir el tanto de la igualdad, controló la pelota, siguió empujando y generó las opciones de gol más claras. Boca, por su parte, sufrió el calor y se reguardó en su campo a la espera del final del primer tiempo.

En la segunda mitad, no hubo mucha acción en ninguna de las áreas y el encuentro se desarrolló en la mitad de la cancha, donde la mala entrega de la pelota, por parte de ambos equipos, se hizo presente.

Cuando más fundido estaba Boca, a causa del calor sofocante y de los constantes ataques del equipo paraguayo, Fernando Gago manejó un contragolpe a lo “Riquelme”, hizo la pausa necesaria y asistió en el momento preciso a Chávez, para que al minuto 67 pusiera en ventaja al equipo de la Ribera. 2-1.

Después del gol, todo siguió en la misma sintonía y al minuto 73, ante los espacios que Cerro Porteño dejó en su afán por igualar el marcador, Chávez aprovechó su velocidad y habilitó a Gigliotti. El “Puma”, quien había ingresado dos minutos atrás por Calleri, gambeteó al portero Diego Barreto y remató para conseguir el tercero de la noche y llenar de tranquilidad a su equipo.

A falta de 15 minutos para la finalización del encuentro, el desespero se apoderó de los hinchas paraguayos. Éstos lanzaron piedras, botellas y otros objetos que impidieron la continuidad del partido durante cinco minutos. En la reanudación del partido, el juego tuvo un trámite lento y de poca acción.

Al minuto 85, José Fuenzalida habilitó a Chávez, la figura del partido y Boca celebró el cuarto gol para una victoria contundente.

Se adicionaron seis minutos, el equipo local estaba resignado y el árbitro Martín Vázquez (Uruguay) pitó el final. Partido sentenciado y clasificación a semifinales.

Boca jugará contra el ganador de la llave entre River Plate y Estudiantes e iniciará, sea cual sea el rival, la llave de semifinales como local el 20 de noviembre en la histórica Bombonera.

VAVEL Logo