Triste despedida en casa y Racing acaricia el título
Nery Dominguez dispitando la pelota con Aued. (Foto: La Capital)

Sin dudas que la no obtención de la Copa Argentina caló hondo en Central, por todas las expectativas que se habían puesto en dicha competencia y por como se escurrió de las manos en el último partido, en donde el equipo prácticamente no pateó al arco en los 90 minutos y luego vio como Huracán se consagraba campeón al ganar en la serie de penales.

En el día de hoy el Canalla se presentaba ante su gente por última vez en el año, con Hugo Galloni como técnico interino tras la renuncia de Miguel Ángel Russo, bajo un clima bañado de distintas sensaciones, en donde algunos dejaron en manifiesto la bronca por lo sucedido en San Juan, mientras que otros mostraron un constante apoyo.

La cita era nada más ni nada menos que ante Racing Club, el líder del campeonato, que llegaba a Rosario con las ilusiones a cuestas de llevarse el triunfo, esperar resultados ajenos y poder gritar campeón hoy, aunque finalmente deberá esperar. Con cambio de esquema y algunos cambios de nombres, incluyendo en la formación titular a varios juveniles como Elías Gómez, Walter Montoya y Franco Cervi, Central logró cerrarle todos los caminos a su rival, con una presión intensa en la mitad de la cancha, no dejando pensar ni a Videla ni a Aued, con mucha movilidad y habilidad de un encarador como Franco Cervi (la figura) y los desbordes de Walter Montoya atacando por las bandas y también asociándose con Barrientos en el medio.

El ya mencionado Cervi avisó a los 2 minutos lo participativo que iba a estar cuando recuperó una pelota cerca del área rival y a pura velocidad encaró hacia el arco de Saja y sacó un potente remato que salió desviado sobre el travesaño. En el minuto 16 el juvenil ya convertía al quero de Racing en figura cuando aprovechó y sacó un gran derechazo desde media distancia que obligó al guardameta a estirarse para enviar la pelota al córner.

Los minutos pasaron y 'Chucky' seguía siendo el mejor de la cancha, jugando y haciendo jugar, colaborando en la recuperación y logrando buenas asociaciones con sus compañeros. Pero a medida que la primera etapa entraba en su recta final, el Canalla aminoró la marcha y el rival se adelantó unos metros, hasta que a los 42 minutos llegó la apertura del marcador tras una jugada individual de Milito con posterior remate de Videla al palo, rebote y gol, en offside, de Gastón Díaz. Un balde de agua fría para un equipo que había hecho los méritos para ponerse en ventaja pero que su contrincante con dos llegadas logró hacerlo primero.

En el segundo tiempo las cosas cambiaron y se vio a un Central más adelantado aún obligado en busca del empate y a un Racing inteligente, aprovechando los espacios que dejaba el equipo de Galloni, el cual pudo haber igualado las acciones con una buena jugada colectiva que terminó con un remate muy desviado de Montoya dentro del área y con un cabezazo de Yeimar Pastor casi debajo del arco pero el balón se fue por arriba del travesaño.

Pero en el minuto 20, la Academia de Avallenda liquidó el encuentro cuando Pablo Becker regaló una pelota en la salida y Bou lo aprovechó para habilitar a Milito que con una gran calidad dejó en el camino a Caranta y puso el 2-0. El tiempo que quedaba estaba demás, Central se derrumbó por completo tras el segundo tanto y las imprecisiones aumentaron, el buen juego demostrado en algunos pasajes desapareció por completo, pero los minutos alcanzaron para que Elías Gómez perdiera infantilmente una pelota en defensa y Hauche asistiera a Milito para que decretara el 3-0 final.

Si bien el Canalla hizo méritos para merecer mejor suerte, más que nada en el primer tiempo, Racing fue contundente, llegó menos pero fue eficaz y el triunfo no tiene discusión. Para rescatar en el conjunto de Arroyito, las buenas actuaciones de Pastor, Cervi, Montoya y Barrientos, reconocidas por el público canalla que se acercó al Gigante a despedir al equipo.

LAS OCASIONES DE GOL DE CENTRAL:

VAVEL Logo