Un triunfo para seguir soñando
Foto: ProFocus

River logró un trabajoso triunfo por 3-2 frente a Banfield en el Estadio Monumental y aún mantiene intactas sus chances de luchar por el título en el Campeonato de Primera División 2014, que lidera Racing.

El equipo de Marcelo Gallardo estuvo conformado en esta ocasión por mayoría de jugadores que habitualmente no son titulares, debido a que el próximo miércoles disputará el encuentro de ida de la final de la Copa Sudamericana frente a Atlético Nacional de Colombia. Dentro de ese panorama, mostró varias caras a lo largo del encuentro.

Durante la primera parte, careció de claridad y efectividad para definir las jugadas en los últimos metros. Tomás Martínez fue el jugador que más insistió acompañado de algunas pinceladas del colombiano Teófilo Gutiérrez. Mientras que en la parte defensiva, se vieron algunas desatenciones defensivas sobre todo en los laterales, aprovechadas perfectamente los delanteros del conjunto visitante Nicolás Bertolo, autor del primer gol del partido, y Ricardo Noir, quienes hicieron daño constantemente con desbordes y corridas que generaban peligro sobre el arco defendido por Marcelo Barovero.

En el segundo tiempo, Gallardo movió el banco y promovió los ingresos de Fernando Cavenaghi (por Gutiérrez) y Carlos Sánchez (por Mercado). Gracias a estas modificaciones, durante los primeros quince minutos se vio la mejor faceta de River en el partido. Sociedades por los costados, velocidad por las bandas y profundidad en los últimos metros, provocaron que el Millonario diera vuelta el encuentro, justamente con goles de los jugadores ingresados.

Cuando todo parecía marchar favorablemente para el conjunto de Gallardo, llegaron dos complicaciones inesperadas. Primero, la insólita expulsión de Osmar Ferreyra y luego el penal cometido por Augusto Solari que le permitió al conjunto visitante igualar la contienda. Pero finalmente, una buena maniobra del propio Solari terminó en un penal cometido por Nicolás Bianchi Arce, que Cavenaghi transformó en el tercer gol de River.

A partir de allí y hasta el final del encuentro, River se dedicó a defender el resultado bien replegado en su propia área y apostando al contraataque como principal arma ofensiva. En esos minutos fueron claves un par de grandiosas intervenciones de Barovero para mantener el resultado.

Parrafo aparte para la gran actuación de la dupla de zagueros centrales, conformada por Germán Pezzella y Emaniel Mammana, quienes a lo largo de los noventa minutos tuvieron grandes intervenciones, tanto en el hombre contra hombre como en el juego aéreo.

Más allá de no mostrar su mejor rendimiento, River consiguió un valioso triunfo que le permite llegar a la última fecha del certamen local con posibilidades de luchar por la consagración, que hasta el momento es del equipo dirigido por Diego Cocca.

Los goles del encuentro:

VAVEL Logo