Le "pinchó" la ilusión
Foto: Canchallena.

El Matador pisaba tierras platenses con el único objetivo de ganar para no depender de nadie a la clasificación de la Copa Sudamericana 2015, pero enfrente tendría la siempre difícil Estudiantes, que venía golpeado tras caer 4-0 en el Nuevo Gasómetro frente a San Lorenzo.

Los primeros minutos fueron del Pincha, de tal modo que a los cinco minutos del primer tiempo, con una gran definición del uruguayo Diego Vera, el local se puso en ventaja con un gol tempranero. Los dirigidos por Gustavo Alfaro, luego del baldazo de agua fría que recibió, se metió en campo rival en busca del empate.

A los 11´, Sebastián Rincón rompería el cero del marcador y lograba el empate que su equipo tanto buscaba. Luego de la igualdad, el partido se volvería trabado en el medio campo, con pierna fuerte, pero el único amonestado en los primeros 45´ seria Gastón Gil Romero. El PT llegaba a su fin con el encuentro 1-1.

Pero en el segundo tiempo, Estudiantes volvíaa sorprender a en el inicio, a los tres minutos, Guido Carrillo, estableció el partido 2-1 para el León. Con la desesperación jugándole en contra, Tigre iría a los tumbos buscando el empate, pero sus ganas no coincidían con lo que hacían, y el Pincha dominaba el medio campo sin problema. Los delanteros de Alfaro casi no pesaron en ataque y eso le facilito la tarea a los duros defensores del Mauricio Pellegrino.

Las jugadas de gol escaseaban, Estudiantes estaba conforme con el 2-1 a favor y no atacaba a Javier García, pero cuando promediaba los 30´ del complemento Tigre se despertó y exigía a la defensa del Pincha, pero cuando las papas quemaban, nuevamente Carrillo le llevaba tranquilidad a su gente y puso las cosas 3-1.

Con el orgullo herido, y sin mucho juego nuevamente intentaría descontarle, a los 33´ Kevin Itabel tuvo el desahogo, y marcó el 3-2 y la esperanza para los de Victoria.

Pero estaba más lejos el empate del Matador que el cuarto de Estudiantes, que muy de a poco bajaba las revoluciones del partido.

Entre su locura y los tumbos el Matador buscó inquietar a Agustín Silva, pero nunca lo logró. Cuando faltaba 6´ para que culmine el partido, Jonathan Schunke sellaría el partido poniendo al Pincha 4-2.

Lo poco que quedaba del partido, Tigre de dedicó más a las patadas que a mejorar su jugo. De tal modo que a los 44´ Joaquín Arzura se fue expulsado y dos minutos después, Gustavo Alfaro, por exceso de protestas, también fue expulsado por el arbitro Mauro Gianinni.

Tigre dejó pasar la oportunidad de clasificar a la Sudamericana y ahora deberá esperar resultados para poder acceder al certamen internacional (Atlético Rafaela debe perder ante Arsenal y Newell´s no debe sumar de a tres frente a Lanús). Por su lado, Estudiantes espera una mano de Godoy Cruz para que River sea campeón y acceder a la Copa Libertadores. Si no pasa eso, ya tienen su boleto a la Sudamericana.

VAVEL Logo