Un día como hoy, River conquistaba el mundo
El Millo y la Copa más importante del mundo, a sus vitrinas (FOTO: Taringa).

Este domingo puede quedar en la historia como la jornada donde River se consagre bicampeón del fútbol argentino, aunque necesite de una gran mano de Godoy Cruz en el Cilindro. Sin embargo, el 14 de diciembre siempre será la efemérides de la conquista deportiva más gloriosa del Millonario en sus 113 años de vida: la obtención de la Copa Intercontinental, en Japón, también conocida como Copa Euro-Sudamericana.

El conjunto de Núñez llegaba a Tokio luego de haber logrado la Copa Libertadores de América, por primera vez, al batir a América de Cali. Además, con el plus de también en 1986 haberse consagrado del campeonato local, por lo que el River de Héctor Veira quería cerrar el año a toda orquesta.

El rival de aquella final fue Steaua Bucarest. El equipo rumano soprendió a todos por ganar la Copa de Campeones de Europa (hoy la UEFA Champions League) nada menos que ante Barcelona, por penales.

El encuentro tuvo su escenario en el Estadio Nacional de Tokio, y rápidamente el equipo del Bambino se puso en ventaja, a los 28 minutos luego de una jugada rápida que inició el Beto Alonso para Antonio Alzamendi, que remató, tapó Stingaciu y en el rebote y de cabeza la mandó a la red e inmortalizó para siempre ese testazo. Uno a cero, y final de la historia.

Aquel equipazo riverplatense contaba con grandes figuras en todas las líneas, sobre todo porque ese mismo año la Selección Argentina salió campeón del mundo en México, donde sobresalieron Nery Pumpido y Oscar Ruggeri, presentes esa jornada en la capital japonesa.

Desde entonces, River solo pudo volver a Japón una vez más, luego de la obtención de la Libertadores 1996. No obstante, el equipo de Ramón Díaz cayó 1-0 ante Juventus y no pudo llevarse el trofeo nuevamente.

A tan solo cuatro días del logro de la Copa Sudamericana, el recuerdo de la Intercontinental. En agosto del año que viene, el Milllonario volverá al país asiático para diputar la Suruga Bank frente al local Gamba Osaka. Pero para repetir el logro histórico ante Steaua, hay que ganar la tercera Libertadores. ¿Se dará en 2015?

VAVEL Logo