Industria Argentina
La última vez, en 2007, y hoy, en 2014. De Argentina para el mundo | Fotomontaje: Santiago Clauss Oliveira

Argentina tiene un gran historial en competiciones internacionales. Algunos equipos poseen mayor mística copera que otros, pero es innegable que son muchos los clubes argentinos que levantaron un trofeo internacional sudamericano de primera categoría, sean estos Copa Libertadores, Mercosur o Sudamericana.

Desde Boca Juniors e Independiente hasta Argentinos Juniors y Rosario Central, hay muchos títulos para repasar, pero vamos a centrarnos en un punto en particular: en aquellos años donde se haya dado la misma particularidad que en este, que un equipo argentino se consagre en la Libertadores y otro en la Sudamericana o Mercosur, dependiendo el año.

La última vez que se dio este hecho fue en el año 2007. En aquella oportunidad, Boca se consagró campeón de la Copa Libertadores con Miguel Ángel Russo como entrenador y un Juan Román Riquelme implacable. En ese mismo año, Arsenal de Sarandí ganaría su primera estrella importante de la mano de Gustavo Alfaro y con la seguridad de Mario Cuenca en el arco.

Boca Juniors Campeón de la Copa Libertadores 2007

El club de la Ribera llegó a este torneo después del decepcionante paso de Ricardo La Volpe por el banco de suplentes, reemplazando al multicampeón Alfio Coco Basile, quien había dejado al equipo puntero a tres fechas del final antes de asumir como entrenador de la Selección Argentina. A pesar del gran favoritismo xeneize para quedarse con el tricampeonato, La Volpe modificó esquema y nombres del campeón, el equipo perdió sus partidos y se quedó sin campeonato. Despedido el Bigotón, llegó Russo, con un pedido especial: quería a Riquelme de vuelta a toda costa.

En aquella edición, el Xeneize clasificó segundo del Grupo 7 solo detrás del Toluca mexicano. En el camino quedaron el Cienciano de Perú y el Bolívar de Bolivia, quien recibió el histórico 7-0 en la Bombonera. En los octavos de final se dio un choque de argentinos: Boca superó a Vélez Sarsfield por un global de 4-3 (3-0; 1-3), con una definición apasionante en Liniers. Ya en cuartos, Libertad fue un rival un tanto más accesible, venciéndolo por 3-1 (1-1; 2-0).

En semifinales empezaron los platos fuertes. Deportivo Cúcuta fue un rival más que complicado y, tras el 1-3 recibido en Colombia, la remontada goleando 3-0 como local con el gol de Battaglia en el minuto 90 fue un alivio que impulsó al conjunto de la Ribera a jugar la final con mayor optimismo. Esas ganas de ganar y esa confianza en que podían lograrlo tuvo sus frutos: un 3-0 inapelable sobre el Gremio en la ida en la Bombonera y un 2-0 en Porto Alegre, con un golazo de Riquelme, permitieron al conjunto azul y oro levantar su sexto trofeo continental.

Arsenal de Sarandí Campeón de la Copa Sudamericana 2007

Arsenal, como tercer mejor clasificado de la tabla general, accedió a la primera ronda del certamen, donde debió enfrentar a San Lorenzo de Almagro. El partido de ida fue 1-1 pero, en la vuelta, se comenzaría a forjar la hazaña del equipo de Sarandí: fue 3-0.

Ya calsificado a octavos, se cruzó con un equipo brasileño, pero de "menor" calidad, el Goiás. Con un global de 4-3, remontando en tres minutos un 1-2 en Brasil, clasificó a cuartos de final, donde lo esperaba el Chivas de Guadalajara mexicano. El 0-0 en la ida permitió a Arsenal despacharse con un 3-1 en su cancha, donde fue casi invencible.

Las semifinales fueron el pico de sorpresa para el equipo de Alfaro: eliminaron en los penales nada más y nada menos que a River Plate, tras el doble 0-0. Fue 4-2 y Cuenca se metió de lleno en el corazón de los hinchas del Viaducto.

La final contra el América fue, tal vez, el momento donde el conjunto argentino mostró mayor coraje y entrega. En la ida, en México (el reglamento establece que la Copa se definirá siempre en territorio sudamericano), volvió a dar vuelta un resultado. Tras ir 1-2 a los 55 minutos, para los 65 ya ganaba 3-2, resultado final. La revancha en Avellaneda, en cancha de Racing Club, fue un 1-2 en un partido para el infarto. Los mexicanos ganaban y se adjudicaban el trofeo, pero Martín Andrizzi puso el descuento a cinco del final y, por gol de visitante, el trofeo se quedó en manos de los argentinos.

Al año siguiente, la Recopa Sudamericana entre los dos ganadores argentinos de las copas en 2007 fue a parar a las vitrinas del Club Atlético Boca Juniors, tras imponerse por 3-1 en cancha de Racing y cerrar con un empate 2-2 en el Estadio Alberto J. Armando. Rodrigo Palacio fue el goleador de la edición, con un tanto en cada partido.

Si bien la recién mencionada fue la última vez que dos equipos argentinos ganaron las competiciones continentales en el mismo año, ya había pasado una vez anterior. Fue en el año 2001 y nuevamente Boca Juniors fue protagonista. Cuando ganó la Copa Libertadores en ese año, logrando el bicampeonato ante el Cruz Azul mexicano, definición por penales mediante, San Lorenzo había hecho lo propio ante el Flamengo de Brasil, también, por la vía de los 12 pasos.


Un dato de color: en aquella Libertadores, Boca fue campeón y San Lorenzo fue eliminado en primera ronda. En la Mercosur, el Ciclón se alzó con el título, mientras el Xeneize quedó, también en la fase de grupos.

VAVEL Logo