¿Se acuerdan de la tribuna visitante?
A pedido de los hinchas. (Foto: La Capital)

A más de un año de la sanción a las hinchadas dispuesta por la AFA, en la que se impide el acceso de la hinchada visitante en los partidos de todas las categorías del país, con el objetivo de prevenir nuevos episodios de violencia.

Atrás quedó la asistencia de los visitantes en los cotejos de fútbol, ya que la AFA le puso fin a la habilitación de las dos tribunas, los Estadios se visten de un solo color y los cantos son unánimes de parte de la localidad. Hace más de un año que se trata de combatir la violencia con la prohibición hacia la visita en todas las categorías.

Desde que se profesionalizó el fútbol argentino en 1931 más de 300 personas perdieron la vida en enfrentamientos antes, durante y después de los partidos. La violencia vino acompañada de los espectáculos desde sus inicios, ganándole por goleada al deporte.

Las entidades de la AFA, comenzaron de a poco a plantearse la idea de que los cotejos se disputaran sólo con la presencia de la hinchada local, pero el resto del país creía que sólo era un rumor imposible de realizar. Con el correr del tiempo, se aumentó la violencia en los escenarios deportivos, hasta que a mediados del 2013 perdieron la vida 3 personas y se tomaron medidas más estrictas. Los dos detonantes que se llevaron a cabo ese mismo año superaron los límites en los clubes de primera división, por un lado las internas de  “La 12” en la disputa por el mando de la barra, y por otro, en la Ciudad de La Plata durante un choque entre hinchas y la policía bonaerense.

El partido disputado entre Lanús y Estudiantes de la Plata presentó un escenario de conflictos entre hinchadas y los agentes seguridad, en el que se tuvo que lamentar la muerte de un simpatizante Granate, al recibir un balazo de goma emitido por la policía bonaerense.

Antes de que comenzara el cotejo entre San Lorenzo y Boca, se enfrentaron las dos barras del Xeneize para disputar el liderazgo de “La 12”, un conflicto en el que dos personas perdieron la vida y que dejó alrededor de 80 heridos.

La violencia en el fútbol es un problema que las autoridades ya no podían frenar, un tema que se repetía todos los fines de semana.

El típico condimento de las hinchadas, la gente que acompaña a su equipo, los cantos, festejos y demás, se vieron afectados a lo largo del 2014 por una disposición de la AFA.

¿Por qué Boca no quiso jugar la Copa Invierno en la Bombonera?

El Xeneize no disputó ninguno de los encuentros del triangular perteneciente al mes de julio en su estadio, donde jugó contra Estudiantes de La Plata y San Lorenzo. El partido que debía jugarse en el Nuevo Gasómetro fue suspendido por la muerte de dos barras de “La 12” en la lucha por el mando de la hinchada.

Los partidos amistosos que sirven para medir las capacidades de los equipos de cara a lo que se viene en la segunda mitad del año, tuvieron a Estudiantes de la Plata y San Lorenzo como locales. El último cotejo a jugarse en la Copa Invierno entre los de Boedo y Boca Juniors tuvo que ser suspendido horas antes, un pedido de la dirigencia local. El duelo entre fracciones de “La 12” comenzó a dos cuadras del estadio en Bajo Flores, un escenario de violencia donde se dispararon más de 100 balas, que dejó alrededor de 80 heridos y dos muertos.

Marcelo Augusto Carnevale de 33 años falleció en el lugar de los hechos, ya que cuando el SAME llegó, él ya se encontraba sin vida al recibir una bala. Ángel Martín Díaz, de 44 años fue derivado al Hospital Santojanni como la mayoría de los heridos, pero falleció luego de ingresar a la guardia por herida de bala en su cuerpo.

Sólo una persona quedó a manos de la policía por portar un arma. Este hecho fue la gota de derramó el vaso para los dirigentes de la AFA, que concluyeron en que los partidos correspondientes a lo que queda del año, es decir, pertenecientes al Torneo Apertura 2013 sólo tendrían la presencia del público local.

Cambio de planes:

La decisión de prohibir la habilitación de la tribuna visitante, se tomó en el mes de junio del 2013, muy cuestionada por dirigentes, árbitros, jugadores y principalmente por los hinchas. La medida se respetaría a lo largo del Torneo Inicial del mismo año para lograr frenar la violencia, ya finalizando el 2014 se continuó con la sanción al reflejar un resultado positivo en el que se disminuyeron conflictos. Muchos clubes se negaron a acatar las órdenes, y hasta se disputaron encuentros con público neutral.

Una propuesta que se venía planteando ya comenzando el año, se cumplió luego de que finalizara la Copa Invierno. Las primeras dos fechas fueron las más estrictas, ya que sólo se permitió que ingresaran socios de cada Institución al estadio, a modo de prueba. Con el correr del tiempo se instauró que los encuentros se disputaran sólo con la tribuna parcial hasta finalizar el año.

Al ver un resultado positivo para las autoridades bonaerense y para la AFA, se resolvió que el comienzo del Torneo Clausura 2014 se disputara con los hinchas locales para tratar de reducir la violencia en el fútbol. Un sistema que reduce gastos para cada club hasta el 40% de los efectivos que se deben contratar en cada partido. La parte negativa se la llevan los clubes del interior, ya que no podrán aumentar sus ganancias en cotejos donde recibirán a Boca, River, Independiente o Racing, con la venta de entradas.

Al fin y al cabo, luego de haberse desarrollado tres Torneos con la medida le pregunta es: ¿La solución es impedir el acceso de la hinchada visitante? Teniendo en cuenta que uno de los conflictos más grandes que concluyeron en la sanción fue un choque entre fracciones de la barra de un mismo equipo …  

Los clásicos argentinos

A lo largo del 2014 Boca Juniors y River Plate se enfrentaron en semifinales de la Copa Sudamericana. Los partidos tan esperados de parte de las dos hinchadas se jugaron con público local, debido a la sanción dispuesta por la AFA, un tema que dejó un gusto amargo al momento de que el árbitro inicie el partido. La nueva modalidad se rige en Argentina, donde los estadios sólo se visten de un mismo color, decisión que se tomó por la cantidad de conflictos que sucedían todos los fines de semana.

Atrás quedó el Superclásico en el que existía la “Guerra de hinchadas” con cantos para ver quién alentaba con más garra a su equipo, en las malas y en las buenas. Partidos con condimentos especiales, con llantos y alegrías de las dos partes, de las dos hinchadas. Hoy en día gran parte de los espectadores debe disfrutar en su casa en lugar de ir a la cancha, tiene que cantar, vestirse o agitar la bandera desde su hogar sin poder ser uno más o alguien especial llenando la tribuna. El grito desgarrador del “gol” sólo se escucha por parte de los locales.

La medida no tiene límite, al igual que la violencia en nuestro país en el que el fútbol es la víctima. Al parecer se continuará con la decisión durante el 2015, en lugar de que paguen los responsables de cada escenario sanguíneo. El castigo de unos pocos, siempre repercute en el resto, un claro ejemplo de lo que sucede en nuestro país, ya comenzando a pisar casi dos años de que se instauró la prohibición a los visitantes.

VAVEL Logo