Di María y un 2014 inolvidable
Angelito hizo emocionar a todos los argentinos. (Foto: deportes.starmedia.com)

En los últimos días, Ángel Di María recibió el premio el mejor jugador argentino del año -el premio Olimpia de Plata-, desplazando a Lionel Messi tras 7 años de hegemonía de la Pulga. Si bien ha recibido muchísimas críticas, Lio ha tenido un año destacado irreprochablemente a nivel personal, que no ha sido acompañado con victorias y campeonatos a nivel equipo.

Diferente fue el caso de Angelito, quien se consagró campeón de la Copa del Rey y la UEFA Champions League -ambos con el Real Madrid- y llego al subcampeonato mundial con la Selección Argentina. En un año glorioso donde se lució por brillantes actuaciones, se analizarán algunas fechas que sin duda quedarán en la historia que Di María aún sigue escribiendo.

5 de Enero:

El año comenzó complicado para el nacido en las inferiores de Rosario Central. Sustituido por el galés Gareth Bale en un partido de Liga frente al Celta de Vigo, el argentino recibió silbidos por parte de la hinchada madridista, se tomó sus genitales y desató la polémica.

Muchos aficionados de la hinchada Merengue se vieron ofendidos por la actitud del número 22, quien se excusó diciendo "yo solo me acomodé". Lo cierto es que días posteriores, algunos de sus compañeros, como Iker Casillas y Cristiano Ronaldo salieron a defenderlo ante los medios. Lentamente, comenzaba a rumorearse una posible salida de Di María fuera del equipo de los Vikingos.

5 de febrero:

Un mes más tarde luego del desafortunado episodio y los rumores acerca de una posible salida del equipo madridista, el argentino tuvo una de las primeras actuaciones estelares del año. Por la ida de las semifinales de la Copa del Rey y nada más y nada menos que en el clásico de la ciudad ante el Atlético de Madrid, el argentino se despachó jugó un partido con un nivel extraordinario, haciendo que su equipo ganara por 3 goles contra 0, participando en todos goles realizando dos asistencias y convirtiendo uno de ellos.

Angelito comenzaba a demostrar que el 2014 no iba a ser como cualquier año. Su equipo terminaría por ganar aquella competencia venciendo en la final al Barcelona de Lionel Messi, pero aquel partido contra el equipo del Cholo quedaría en el recuerdo de más de un hincha merengue.

24 de mayo:

En esta oportunidad, Di María se terminaría de glorificar con la casaca de color blanco y se ganaría el cariño de todos los hinchas del merengue. La fecha quedará en la memoria de todos los simpatizantes de dicho equipo: era la oportunidad de obtener la tan ansiada Décima, nombre que hace referencia al trofeo número 10 que el Real Madrid podía obtener en la competencia más importante de Europa, la UEFA Champions League.

El partido comenzó complicado para el equipo del rosarino: su equipo comenzó perdiendo y le costaba muchísimo generar situaciones para concretar, siendo Di María uno de los jugadores que mas empujaba a su equipo hacia adelante y uno de los pocos que tenía claridad para generar jugadas de gol. Sin embargo, faltando tan solo un minuto y medio para el cierre del partido, su compañero Sergio Ramos anotó un gol de cabeza y el partido fue al alargue.

En este periodo, Angelito se lució. Luego de un desborde a pura gambeta, eludiendo contrarios a gran velocidad y dejando en el camino a todo aquel que se opusiera en la marca, el argentino remató al arco y a pesar de no convertir, el rebote le quedó servido a otro de su compañero, Gareth Bale, quien cabeceó marcando el segundo gol. A partir de ahí, el equipo pudo liquidar el partido marcando dos goles más ante un contrario tirado al ataque para intentar empatar. El flaco fue elegido como el mejor jugador del partido.

1 de julio:

Probablemente el momento más emotivo del año y quizás el momento que más hará emocionar en la carrera del rosarino. Ya en octavos de final del Mundial, Argentina se enfrentaba contra Suiza y no podría quebrar el 0 en los 90 minutos reglamentarios. En aquel partido, Di María había sido uno de los que más había intentando, pero siempre se había encontrado con las manos del arquero rival.

Faltando tan solo 3 minutos para que se cumplieran los 120 y el partido derivara en la lotería de los penales, Messi zafó de la marca de dos jugadores rivales y le sirvió a la pelota a su compañero, quien definió con su cara interna e incrustó la pelota en el fondo de la red. El gol hizo delirar a los 40 millones de argentinos que se encontraban viendo el partido y a los miles de hinchas que había acudido al estadio Arena Corinthians y le permitió a su nación clasificar a los cuartos de final de la Copa del Mundo.

En el partido subsiguiente, el ángel que había encontrado la selección en la instancia anterior sufrió una lesión, por lo que tuvo que salir reemplazado en la primera mitad y se perdió lo que quedaba de campeonato, donde Argentina llegó a la instancia final y perdió contra Alemania. ¿Qué hubiera sido aquel partido final con la presencia de un jugador tan determinante como el rosarino?

A continuación, el gol y algunos relatos emotivos de periodista argentinos y de cómo lo vivió la gente:

30 de agosto:

Luego de una vez finalizado el mundial, Di María fue transferido al Manchester United. La fecha citada marca la fecha de su debut en los "Diablos Rojos". Tardo un poco en volver a la canchas Angelito, quien después de haber terminado la Copa del Mundo, estuvo alejado de las canchas por distintas lesiones.

Finalmente, el 30 de agosto terminó por debutar de la mano del director técnico holandés Louis Van Gaal, el técnico que lo pidió especialmente para su nuevo equipo. En su nueva escuadra, el argentino redondearía una serie de buenas actuaciones aunque tanto colectiva como individualmente esta haya demostrado estar muy por debajo de su plantel anterior.

Se espera que el 2015 sea un año de logros para el mejor futbolista argentino del 2014, y que les regale a todos los argentinos el sueño de salir campeones en la próxima Copa América.

VAVEL Logo