Hernán Boyero deja el fútbol

En el fútbol las historias de vida son infinitas, pero no son muchas las que saltan a la luz por diversos factores. En el caso de Hernán Boyero, su historia personal es de público conocimiento, una persona de familia muy humilde que de chiquito se veía obligado a juntar chatarra junto a su padre para poder sobrevivir, además de trabajar de mago, vendedor ambulante, entre otras cosas.

El delantero nacido el 30 de diciembre de 1979 en Córdoba debutó en Instituto en el año 2002, club con el cual ascendió a Primera División en la temporada 2003/04 y luego tuvo un segundo paso en el 2006. Una carnicería le donaba dos kilos de falda por cada gol marcado, y con el tiempo se fueron sumando más negocios, pero lo más destacable es que Boyero donaba todo lo recibido a un comedor para niños carenciados.

Foto: La Voz del Interior

En el 2005 pasó por Juventud Antoniana y luego recaló en Tigre, dirigido por Caruso Lombardi, donde lograría otro ascenso. Posteriormente volvería a la Gloria y en el 2007 tuvo su primera experiencia fuera del país al emigrar al Blooming de Bolivia, institución en la que disputó 103 partidos, marcando 51 goles y obteniendo el Clausura 2009. En el 2010 sería transferido al Millonarios de Colombia, aunque solo jugó 11 partidos y anotó 2 tantos.

Tras el pobre paso por el fútbol cafetero, regresó al Blooming para disputar 104 partidos y marcar 41 goles, superando los 100 en su carrera. Permaneció en el elenco boliviano hasta que en el año 2013, Caruso Lombardi lo llamó para llevarlo a Argentinos Juniors, en donde tuvo 25 presencias con 6 goles anotados, pero a nivel grupal la temporada terminaría con un triste desenlace, el descenso.

A mediados del 2014 fue tentado otra vez por Caruso, en esa ocasión para vestir la camiseta de Tristán Suárez y pelear por un ascenso a la B Nacional. Boyero accedió, disputando 9 partidos y marcando un gol, pero el equipo no logró el objetivo.

Hay una famosa frase que dice "la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida", y vaya si al Flaco le dieron una. A sus 34 años, con el retiro acechándolo, fue convocado para los amistosos que la Selección de Bolivia disputaría ante Brasil y Chile en el mes de octubre, recordando que nació en Argentina pero posee la doble ciudadanía.

Pero como toda carrera futbolística, un día terminaría, y la de Hernán Boyero culminó por decisión propia. El ahora ex jugador anunció en su red social personal que debido a una lesión en la rodilla decidió colgar los botines. Este fue el mensaje:

"He decidido poner fin a mi carrera como futbolista, lastimosamente tengo un problemita en mi rodilla que no me deja continuar si no me someto a una operación y con 35 años dije no. No me siento triste ni mucho menos. He sido muy feliz haciendo esto, pero siempre supe que un día se terminaría. Mi mayor riqueza en el fútbol es la cantidad de amigos que junté".

SUS NÚMEROS:

EQUIPO PARTIDOS GOLES
Instituto 84 17
Juventud Antoniana 16 1
Tigre 35 6
Blooming 207 92
Millonarios 11 2
Argentinos Juniors 25 6
Tristán Suárez 9 1
TOTAL 387 125
VAVEL Logo