Dos pesos pesados cara a cara
Son, sin dudas, los mejores delanteros de Boca y River. Foto: foxsportsla.com

Ser el nueve de Boca o de River no es para cualquiera. Y es cierto que en el último semestre, los dos equipos más grandes del fútbol argentino vivieron realidades distintas. Pero cada uno a su manera, Emmanuel Gigliotti y Teófilo Gutierrez cumplieron aceptables tareas. Es notoria la diferencia entre uno y otro pero, insistimos, eso se le atribuye al panorama que a ambos les toco vivir.

Si bien Arruabarrena no está del todo definido, el puma tiene grandes posibilidades de ser titular en Mendoza mañana por la noche. El muñeco, por su parte, dijo que pondría lo mejor que tuviese a su disposición. Y está claro que el colombiano es uno de los puntos más altos del plantel millonario.

Gigliotti llegó a Boca tras una brillante actuación en el Torneo Final 2013 con la camiseta de Colón. Marcó once goles y fue, junto con Scocco, el goleador del torneo. Allá por julio de ese año, el futbolista fue presentado como nuevo refuerzo de Boca. El delantero es desde su llegada, lo mejor de un Boca sumido en una crisis que lo priva  de conseguir una estrella más. Hasta hoy, Gigliotti contabiliza 23 goles en Boca sobre un total de 61 partidos disputados. Y la gente de Boca reconoce el esfuerzo pese a que, luego de errar un penal decisivo frente a River en el Monumental, fue señalado como el culpable de la eliminación. Es un delantero con presencia, determinante y oportunista. Buscará seguir por la buena senda este año. Mañana, otra prueba más para el puma. Ya le convirtió a River con la azul y oro, fue en Nuñez en el torneo Inicial 2013 ¿Repetirá en Mendoza?

De Teófilo Gutierrez se pueden decir muchas cosas malas. Pero a la hora de hablar de fútbol, no hay entrenador que no quiera tenerlo en su equipo. Es un delantero explosivo y dinámico, que busca la pelota si esta no le llega a sus pies. Arribó a River, al igual que Gigliotti, en julio de 2013 proveniente del Cruz Azul. Por más que su juego ya era notorio, todas las miradas estaban atentas al delantero ya que, conocida su fama de pendenciero, podía darle dolores de cabezas a la dirigencia de River. Lo cierto es que, si bien no bajó del todo su perfil polémico, el tiempo que lleva Gutierrez en River, le esta sirviendo para desarrollar otra faceta de su personalidad futbolística. Y es esta la que definitivamente mejor le queda. Brilla como jugador de River. Tiene 53 partidos jugados y 20 goles. Obtuvo 2 títulos locales con River y la reciente copa Sudamericana en el ámbito Internacional. Y va por más Teo que, cuando piensa antes de actuar, le va bien. No será bien recibido por la gente de Boca el sábado, pero a él, son esos las clases de partidos que mejor le sientan. 

Caliente partido le toca arbitrar a Mendoza en un duelo de titanes. Pueden estar tranquilos los técnicos, porque sus delanteros son de garantía.      

VAVEL Logo