Falcioni: el encargado de cambiarle la cara a Quilmes
(FOTO: ferplei.com)

Entre las caras nuevas que tendrá Quilmes para este 2015, se destaca en el banco la llegada de Julio César Falcioni, entrenador buscado por la dirigencia que dirigirá su noveno equipo en Argentina, y su décimo equipo en este puesto contando a la Universidad Católica de Chile.

Falcioni debuta como entrenador en Vélez, equipo en el que también debutó como jugador ocupando el arco. Luego, en la temporada 2002-2003, llegaría a Olimpo, donde cerraría una temporada con 51 puntos gracias a una primera rueda irregular, donde finalizó con 20 puntos, y una segunda rueda donde logró 31 puntos, mejorando ampliamente la campaña.

En 2003 comienza su primer ciclo en Banfield, donde clasifica al equipo del sur a copas internacionales, teniendo buenos resultados en Copa Libertadores. Este buen paso por el Taladro lo haría llegar a Independiente, donde dirigió a Sergio Agüero, y donde tuvo un buen primer torneo, cosa que no se repitió en el siguiente, donde el Rojo no llegaría a clasificar a la Copa Libertadores.

En el Apertura 2006 dirigió a Colón de Santa Fe, y fue desde la sexta fecha hasta el fin del torneo, luego no continuó en el club santafesino. Llega entonces a Gimnasia de La Plata, donde no cosecha buenos resultados y termina renunciando.

En marzo de 2009 asume en Banfield, donde logró el Apertura de ese mismo año de la mano de jugadores en gran nivel como LuchettiVíctor LópezWalter ErvitiSantiago SilvaSebastián Fernández y James Rodríguez, hoy en el Real Madrid de España.

En 2011 y tras la salida de Claudio Borghi de BocaFalcioni llega a la Ribera para encausar el rumbo. De la mano del entrenador, que siempre fue resistido por la hinchada, Boca fue finalista de Copa Libertadores y ganó el Apertura 2011 y la Copa Argentina en el 2012.

Falcioni vuelve a dirigir cuando asume en All Boys, donde no logra buenos resultados y renuncia al cargo. Llega a Chile para dirigir a la Universidad Católica, donde malos resultados también le cuestan el cargo.

Finalmente llega a Quilmes el entrenador, que gusta de usar un esquema 4-4-2, como lo utilizó en el Banfield campeón y en Boca, cuando no jugaba Román Riquelme.

VAVEL Logo