El Canalla sigue de racha

En la previa lo más importante fue el alto césped misionero y la gran dificultad que genera en los visitantes. Sin duda alguna se hizo notar durante el transcurso del partido, haciéndolo por momentos sumamente lento y poco vistoso. Un césped que superaba la media altura de cada botín, que no permitía el buen traslado del balón cerca del pie, que generaba jugar por arriba y con poco manejo de la pelota produjo un juego no muy lindo para la vista de los aficionados y aun mucho más en el primer tiempo, donde casi no hubo sobresaltos para ningún arquero.

Tres jugados, tres ganados para Central

Si se pudo ver un complemento con Rosario Central más decidido, con una convicción mayor sobre su superioridad futbolística frente al local, había que plasmarlo en la cancha y demostrar que 45 minutos alcanzaron para conocer como jugar a pesar de ese alto césped. Y eso fue lo demostrado por el equipo de Eduardo Coudet a la hora de salir a jugar el tiempo restante, supo que hacer para dominar el juego, pelotas largas sobre la misma línea del jugador y poco traslado de la redonda hicieron que fueran claves los ingresos de Walter Montoya y Jonás Aguirre. Un Crucero del Norte que decididamente jugaba a que “Pinty” Álvarez se las arregle con los centrales Canallas, algo que no funcionó ya que éstos; Yeimar y Donatti fueron las figuras del equipo rosarino.

Fueron varias las chances claras que tuvo para marcar Central, tres de ellas a través de su delantero central Marco Ruben, dos diagonales del centro hacia afuera y un gran golpe de cabeza de pique al piso que termino saliendo con poca fuerza. Donatti tuvo una corajeada desde afuera del área luego de un rebote y Fernando Barrientos aviso con dos remates externos que fueron detenidos por German Caffa. Poco tuvo que actuar Mauricio Caranta: la más clara para el Colectivero fue en el último segundo de juego luego de un corner pudo desviar por encima del travesaño un gran cabezazo.

Pero a la hora de hablar de chances más que esclarecidas tenemos que viajar hasta el minuto 42 del complemento cuando Jonás Aguirre luego de avanzar por el sector izquierdo saca un fuertísimo remate que obligó a Caffa a dar rebote que cae en el pie izquierdo de Franco Niell que de volea remato y marco el único gol del encuentro. Segundo consecutivo para el chiquitín.

Así, como el de hoy, serán la mayoría de los partidos que veamos durante este campeonato en cancha misionera, poco juego hábil, pocos liricos van a poder desplegar el futbol que los caracteriza.

El Chacho Coudet no pudo haber soñado con este arranque, 3 partidos que desencadenan en 9 puntos producto de 3 victorias, dos de ellas fuera del Gigante. Si su Rosario Central logra hacer de su estadio un fuerte podrá sin duda alguna imaginar un equipo peleando el torneo.

VAVEL Logo