'Diablura' de sábado por la noche
Foto: Foto Baires

Independiente lo necesitaba y lo consiguió. El Rojo volvió a gustar y le ganó a Quilmes como visitante por 2-1. Lo necesitaba la gente, para recuperar la confianza en un equipo que pareciese estar formado para pelear el campeonato. También el plantel, para despejar incógnitas en cuanto a su trabajo y fortalecer al “guerrero” Jorge Almirón.

Después de ocho minutos que tuvieron como protagonista al local, Independiente abrió el marcador con un verdadero golazo. El equipo de Avelalneda salió jugando desde el fondo y enhebró una serie de pases para avanzar poco a poco a lo largo del campo. Ya en mitad de cancha, Pisano metió el cambio de velocidad y pasó para Mancuello, quien sacó un bombazo para que Assmann no tenga chance de evitar el 1-0. ¿El festejo? Con baile incluido junto al colombiano Valencia.

De a poco, con el correr de la primera parte, Independiente fue justificando su triunfo. El Rojo fue paciente para soportar los embates del ‘Cervecero’ y hacerse con la posesión de pelota. Los de Almirón apostaron al toque corto para continuar llegando al área rival y volver a incomodar a Assmann.

Sin embargo, Quilmes sorprendió en la única pelota que tuvo. Luego de una oportunidad desperdiciada por Albertengo, los de Julio César Falcioni tuvieron un tiro libre a 30 metros del arco de la visita. Desde allí remató el ‘Droopy’ Gómez y el ‘Ruso’ Rodríguez, quien pudo haber quitando la pelota de un manotazo ya que la misma fue a su posición, reaccionó tarde, lo que permitió que el juego se vuelva a poner en tablas. A pesar que Valencia sobre el cierre tuvo una chance para devolver a la visita al frente, el marcador fue 1-1 cuando partieron a los vestuarios.

A la vuelta del descanso se dio un juego parejo en donde el Rojo parecía estar apagado y le costaba generar juego ante un Cervecero que ejerció presión para cortar el circuito de juego rival. De hecho, los locales llegaron a tener alguna chance para pasar al frente pero la última línea de Independiente estuvo atenta para negarle la chance.

A partir de la fortaleza defensiva, los dirigidos por Almirón volvieron a encontrarse con la sonrisa. Tras un córner mal ejecutado por Quilmes, el equipo tocó y distribuyó con velocidad a lo largo de toda la cancha para aprovechar los huecos que dejó el contrincante. Luego de la serie de pases, y complicarse la jugada, apareció el goleador de este torneo: Albertengo cazó el balón de volea para definir ante un Assmann que solo pudo observar como la misma ingresaba al arco.

Para el dueño de casa encontrarse nuevamente detrás en el marcador fue letal. Quilmes no había merecido empatar el juego en primera instancia y tampoco tuvo un estilo de juego capaz para generar nuevas chances ante un rival que decidió cerrarse atrás al ponerse nuevamente al mando. Independiente tuvo oportunidades para lograr una ‘diablura’ más pero le faltó en los últimos metros.

Así el ‘Rojo’ no es líder del campeonato pero es uno de los elencos que está invicto en el mismo. Tras tres juegos, los de Avellaneda cosecharon dos triunfos, ambos de visitante, y un empate. Ahora los ‘Diablos Rojos’ buscarán recomponer su relación con la hinchada, cuando enfrenten el próximo sábado a Belgrano en el Estadio Libertadores de América. Por el lado de Quilmes, mucho habrá que cambiar en la semana para enfrentar el fin de semana que viene a Aldosivi en Mar del Plata.

Los goles del encuentro:

VAVEL Logo