Preocupa el césped

En la conferencia de prensa del pasado viernes, a Marcelo Gallardo le consultaron qué opinaba del recital que brincó luego el cantante de bachata Romeo Santos, a lo que el DT respondió: "No me precocupa, no es un recital muy power".

Sin embargo, tras el concierto y sumado a las condiciones climáticas posteriores dejaron como salto un campo de juego muy deteriorado, a pocas horas del encuentro que River recibirá a Tigres de México por la Copa Libertadores.

Para explicar el estado de la cancha habló en el programa Estudio Fútbol el ingeniero agrónomo encargado, Daniel Spósito, está preocupado por mañana pero esperanzado que contra Unión se mejore: “No tuvimos tiempo de mejorar el campo de juego. Mañana la pelota no va a rodar bien, pero el domingo va a haber una mejoría. En 20 días el campo estará en buenas condiciones”.

"La pelota no va a rodar bien"

“El equipo tenía que jugar hasta los últimos días de diciembre, entonces no pudimos resembrar el campo de juego. La cancha es como un atleta, hay que preparla para que este bien en la competencia”, recalcó luego Spósito sobre la cancha, que incluso antes del recital se veía en mal estado, como en el empate 2-2 ante Quilmes.

Consultado por los caminos a seguir para se solucione el inconveniente, el profesional dijo:  “La solución principal es resembrar y que la cancha no se utilice por un tiempo. Otra solución podría ser trabajar en la cancha auxiliar”.

"En 2o días estará en buenas condiciones"

“La cancha es como un equipo, a veces juegan bien y otras mal. Lo mismo con el césped. A mí me duele verlo así porque soy hincha de River”, comparó el ingeniero, que confía que rápidamente se solucionará el tema del pasto y el sembrado.

Y añadió, recomendando al rival del mañana: “No es recomendable que Tigres realice el reconocimiento del campo. Mientras más se utiliza, más maltratado va a estar”.

El estadio Antonio Vespucio Liberti es el más grande de la Argentina, con capacidad para más de 65.000 espectadores. No obstante, los recitales multitudinarios atentan contra el césped y provoca el enojo de los protagonistas. La dirigencia deberá replantear el tema de los conciertos para conservar la cancha y evitar inconvenientes futuros.

VAVEL Logo