El Payaso y el Conejo quieren el reencuentro

Dos de las últimas grandes joyas de la cantera millonaria que maravillaron al Viejo Continente y a la Selección Argentina . Se trata de Pablo Aimar y Javier Saviola, que empezaron a mostrar su magia por Núñez.

El Payaso se encuentra en River pero en proceso de recuperación y con la meta en volver a jugar. “No lo tomo con ansiedad ni me pongo plazos. Intento ponerme bien para poder aportar y volver a disfrutar de jugar al fútbol en River, que es mi sueño. A mí me mueve mucho pisar nuevamente en el Monumental”, expresó el enganche en comunicación con Radio Continental.

Asimismo, el cordobés dijo que a pesar de sus complicaciones físicas, hace un gran esfuerzo y no baja los brazos con tal de regresar al verde césped: “No tuve una recaída pero no se solucionó el problema en el tendón de Aquiles. Yo fui a la pretemporada con la idea de recuperarme, y no pude. Quiero estar en las mejores condiciones para poder jugar. Entreno todos los días y hago tratamiento para intentar volver a jugar al fútbol”.

"Me mueve mucho pisar nuevamente el Monumental"

Acerca de las intervenciones quirúrgicas que tuvo en el último tiempo, Pablito expresó y se sinceró: “Las operaciones ayudaron. La recuperación lleva tiempo y en el fútbol hay poco de eso. No me pongo plazos. Voy a volver cuando vea que pueda aportar. Caso contrario, no regresaré a jugar”.

Se vienen tres Superclásicos en fila, los cuales los verá como un hincha más, y opinó de cómo puede ser los encuentros : “Veo los Superclásicos muy disputados. Ambos equipos tienen una identidad definida y se nota la mano de los entrenadores. Va a ser difícil de jugar. Creo que va a ser un partido más disputado que vistoso”.

"No me pongo plazos, voy a volver cuando vea que puedo aportar"

Consultado para dar un pronóstico, el Payaso tiene fe al equipo de mostrar lo hecho el semestre anterior, sobre todo en la Sudamericana: “Los chicos son jóvenes, pero tienen mucha experiencia en estos partidos. Tienen muchísima confianza y con herramientas para enfrentar este tipo de partidos con mucha tranquilidad”.

El punto y eje central de la charla fue sobre si quiere volver a jugar con el Conejo Saviola, hoy en Hellas Verona y cuyo contrato expira en junio. Su sueño es el siguiente: “Javier es un amigo. En todos los que equipos que jugué, intenté que él viniera para poder jugar juntos. Es el futbolista con quién más me entendí en una cancha. Ojalá pudiéramos volver a tirar paredes en el Monumental”.

"Ojalá pudiéramos tirar paredes con Javier"

A su vez, le dedicó unas palabras a los creadores de fútbol del equipo, a los enganches: “Siguen saliendo jugadores hábiles en el fútbol argentino. A mí me gusta mucho Pity Martínez. Pisculichi es diferente, pero su pegada y su visión son dos grandes características”.

Sobre el final, dijo que cuando cuelgue los botines le gustaría seguir los pasos de Marcelo Gallardo: “Me encanta ver y jugar al fútbol. Yo quiero aprender porque en un futuro podría ser entrenador. Me gusta ver lo que hace Marcelo con los jugadores”.

Con 35 años y un futuro incierto, Aimar trata de ponerse a punto para poder desplegar en, al menos, un puñado de partidos más, una parte del juego que supo deslumbrar en River, y mejor si lo hace con su amigo Saviola. Ambos se consagraron juntos bicampeones en la temporada 1999/2000. ¿Habrá reencuentro?

El gol del Payaso a Boca, en el Apertura 1999 (2-0):

VAVEL Logo