Entrevista. Facundo Coria: "Todo fue maravilloso"
Fotomontaje Joaquín Donati

Siendo el "10" de aquel equipo campeón, no sólo armó juego sino que también metió goles decisivos. Todo esto, y mucho más acerca de lo acontecido en aquel semestre del 2010, lo recuerda en esta entrevista, que forma parte de una serie de notas en honor al título logrado, en su aniversario no. 5. Hablamos de Facundo Coria, hablamos de Argentinos Juniors.

Pregunta: Argentinos Juniors campeón Clausura 2010. ¿Cómo se vivío aquel semestre, en lo personal, y en lo grupal?

Respuesta: En lo personal, fue el mejor que tuve en mi carrera. Fue donde pude lograr el nivel que yo trabajé durante mucho tiempo, gracias a mis compañeros y a la confianza que me daba Borghi. Colectivamente, fue un grupo muy bueno. Teníamos grandes jugadores, y grandes personas, y eso fue lo que hizo que lograramos el título.

P: ¿Cuál de tus jugadas/asistencias/goles creés que fue el más importante para la obtención del título?

R: El día de Chacarita los dos goles sirvieron para llevarse los tres puntos. El partido en Estudiantes, arranco la jugada, después se la doy al Chuco (Sosa), y este a Calderón que hace el gol que da el triunfo. Creo que esos dos momentos, sumados a la jugada con el Chuco contra (Rosario) Central para que le ganemos allá, fueron momentos importantes.

P: Argentinos salió campeón después de 25 años, ¿cómo fue que el plantel y el cuerpo técnico se lo propusieron?

(en 2009) Sacamos 32 puntos. Para el siguiente teníamos que ir por algo más. La propuesta era ver para qué estábamos, jugar bien, lograr una buena cantidad de puntos.R: La propuesta no fue la de salir campeón, fue la de poder sumar puntos porque podíamos correr riesgo con el descenso. Eso se logró en el Clausura 2009, mi primer torneo en el equipo, que sacamos 32 puntos. Para el siguiente teníamos que ir por algo más. La propuesta era ver para qué estábamos, jugar bien, lograr buena cantidad de puntos. Eso, sumado a algunos que llegaron, como Calderón, fortalecieron el grupo, e hicieron que el grupo se animara un poquito más, y nos veamos peleando con Estudiantes e Independiente por el título.​

P: El del 2010 fue un equipo que se caracterizó por jugar lindo, ¿qué se siente haber sido el 10 de ese equipos?

R: Para mí es un orgullo inmenso poder haber vestido la camiseta número diez de Argentinos, que tiene un sabor especial. Para mí fue algo extraordinario.La diez de Argentinos tiene un peso especial, y al principio lo sentí. Después me fui soltando con el correr de los partidos, y logré tener un buen torneo. Y en ese equipo campeón fue el doble de alegría. La diez de Argentinos tiene un peso especial, y al principio lo sentí un poco. Después me fui soltando con el correr de los partidos, y logré tener un buen nivel en el torneo. Viendo todo lo que se pudo obtener con ese equipo, también agregó un sabor especial.

P: ¿Con quienes y cómo te relacionabas mejor en cancha?

R: El doble cinco que teníamos era espectacular, porque a mí me daba la posibilidad de solamente dedicarme a jugar. El técnico me pedía eso. Tanto Mercier como Ortigoza me daban aire como para dedicarme sólo a la parte ofensiva. Eso me hacía estar bien de piernas para ir adelante. Después cuando levantaba la cabeza y tenía al Chuco bien ubicado, marcándome los pases, para yo poder lanzar, también hacía el trabajo fácil. Y también los consejos de Calderón, para cuando tenía algún bajón futbolístico o algo. Siempre estaba para acercarme y decirme alguna palabra.

P: Llegaste de Vélez, te pusiste la diez, y saliste campeón. ¿Cómo es tu relación con la gente del Bicho? ¿Qué te expresan?

R: La gente de Argentinos me aprecia mucho y yo también a ellos, es algo mutuo que se dio porque tuvimos la suerte de andar bien, y todo fue maravilloso. Quizás en la segunda etapa, cuando yo volví en un momento donde el club necesitaba de todos, no pude ayudar al equipo como me hubiese gustado (hernia de disco lo detuvo). Esperemos que el día de mañana haya una tercera etapa, y quién te dice poder cerrar ese círculo que tengo con el club de una manera mucho más linda.

P: ¿Podés dar tres claves para la obtención de aquel título?

R: La primer clave fue el entrenador. El Bichi le dio al equipo una confianza increíble. Le sacó el máximo provecho a todos los jugadores del plantel, a todos. Otra de las claves, fue el grupo. Estaba muy unido, el convencimiento que se transmitía de jugadores y cuerpo técnico hacía que uno entre confiado a la cancha... El tercero, es que cada uno tenía sus partidos. Habían partidos donde el Chuco nos simplificaba las cosas y en dos jugadas podía definir el partido. Lo individual. Cada uno tenía su partido, hubo partidos donde Ortigoza era figura, o Calderón, o el arquero de turno. Cada uno fue sacando el pecho en distintos partidos y fueron cosas que ayudaron a salir campeón.

VAVEL Logo