Siguen haciendo historia
River demostró carácter en el Estadio Mineirao. (Fuente: Diario Olé)

Pasaron seis días después de la derrota en el Monumental ante Cruzeiro, seis días en los que se dijo de todo y estuvo en vela el rendimiento de muchos jugadores de River como también de algunas directivas de Gallardo en cuanto a la elección de jugadores o quizá por el funcionamiento del equipo ante el equipo de Marcelo Oliveira.

Fueron seis días de incertidumbre, que se terminaron en estos 90 minutos en donde este equipo demostró que está para grandes cosas y que sigue haciendo historia de la grande, juegue lo que juegue. Porque además de ganar el partido y dejar en evidencia a lo que aspira este equipo, logró la primer victoria en la historia de River ante Cruzeiro en su cancha.

Un partido que comenzó con un control total del juego por parte de River, que lo apretó en la salida y descolocó el juego del equipo brasileño. Un gran partido de Ariel Rojas por izquierda, que aprovechó el hueco que le dejaron para poder manejar la pelota por ese sector.

Un gran partido en todas las líneas del equipo de Gallardo, ya que la presión con la que River sometió al Cruzeiro por parte de Ponzio y los delanteros, hizo que el Millonario saliera con sus defensores y sea un equipo compacto, algo que se utilizó a la perfección en todos los ataques que realizó.

El primer gol llegó a los 20 minutos luego de una gran habilitación de Kranevitter para Teo Gutiérrez que en una gran maniobra individual habilitó a Carlos Sánchez que llegó a toda velocidad por el lado derecho, para colocar la pelota al primer palo del arco defendido por Fabio.

Luego del gol, Cruzeiro se desmoronó y River tuvo varias ocasiones para aumentar el marcador, algo que llegó al final de primer tiempo en un tiro de esquina que Maidana impactó de cabeza, inalcanzable para el 1 brasileño.

En el segundo tiempo el Cruzeiro se adelantó para intentar golpear a River de entrada, pero fue algo que lo dejó siempre mal parado en el fondo y muchas veces mano a mano con los delanteros de River que siempre ganaron en las pelotas divididas aéreas a pesar de la diferencia de estatura que había entre ellos y los defensores del Cruzeiro.

Fue un gran partido del colombiano Teo Gutiérrez, que luego coronó su actuación con su gol a los 7 minutos de la segunda etapa. Un hermoso gol que empezó con un pelotazo de Funes Mori para Mora que la peinó hacia la ubicación de Teo que limpió a Bruno Rodrigues con un toque por arriba del defensor y luego definió de manera exquisita al segundo palo de Fabio en el borde del área.

A partir del tercer gol, el partido entró en una meseta que ya daba por concebido que el gran ganador de la serie sería River. A pesar de esto, a falta de 25 minutos para que finalice el partido, el equipo brasileño se despertó y generó varias ocasiones de gol. Dos pelotas en los palos que le dieron respiro a River, pero más allá de esto no causaron mayores dolores de cabeza.

En general fue un partido perfecto del equipo de Gallardo, uno de los mejores de River en lo que va de la Copa Libertadores. Y sobre todo, demostró lo que no hizo en el Monumental. Ahora habrá que quedar a la espera del resultado entre Racing y Guaraní, para saber quien será el rival de las semifinales de la copa, que se renaudarán a partir del 15 de julio, luego de la Copa América.

Los tres goles de River ante Cruzeiro:

VAVEL Logo