A 27 años del Racing Supercampeón
El festejo del primer campeón de la Supercopa en 1988. Foto: Web

Racing no pasaba sus mejores años futbolísticos, recién en 1985 volvió a Primera División tras dos temporadas en la B. Tambiérn era duro el panorama institucional, ya que penaba un profundo deterioro que obligó a la convocatoria de acreedores, estaba en peligro de remate sus sedes en Avellaneda y Villa del Parque y llevaba un largo tiempo con el estadio inhabilitado.

No obstante, en 1988, la Academia conformó un plantel que tenía como figuras a Ubaldo Fillol, el defensor Nestor Fabbri y el uruguayo Rubén Paz, dirigido por el retornado Alfio Basile, ídolo del club y conductor del ascenso.

La Acadé fue el primer campeón de la Copa que se disputó en 10 ediciones y que reunía a los campeones de la Copa Libertadores en todos sus años.

Aquel año, Racing eliminaba en octavos de final al Santos de Brasil ganando 2 a 0 en la ida en Avellaneda con goles de Miguel Ángel Colombatti y José Toti Iglesias, y manteniendo la ventaja con un empate sin goles de visitante.

Tras la victoria al conjunto brasileño, el equipo de Avellaneda pasaba directamente a semifinales ya que quedaba libre en cuartos de final porque la cantidad de equipos eran impares (13). Allí lo esperaba River Plate, con el cual en ida, en el Juan Domingo Perón, le ganaba 2 a 1 con dos goles de Walter Fernández y el gol Millonario lo convertía Borelli. En la vuelta en el Monumental, Racing perdía 1 a 0 hasta que apareció la Tota Fabbri con un certero cabezazo que decretó el 1 a 1 final con el que Racing conseguía el pase a la final de la Copa ante Cruzeiro.

En la final, el Cilindro de Avellaneda era colmado por los hinchas y el equipo respondió con una victoria por 2 a 1 con goles de Fernández y Colombatti, mientras que para Cruzeiro marcaba Robson.

El 18 de junio llegaba el día de la vuelta de la final, en el Mineirao. Muchos hinchas viajaron a Belo Horizonte con la ilusión de recuperar la gloria internacional y así iba a ser. Omar Catalán marcó el 1 a 0 para la Academia, luego Robson nuevamente iba a empatarlo para los brasileros, pero no iba a ser suficiente.

Racing se consagraba campeón de la Supercopa Sudamericana en su primera edición, cortó su sequía (no ganaba títulos desde 1967) y volvía al plano internacional de la mejor manera, con un equipo que siempre será recordado a pesar del paso de los años.

VAVEL Logo