Primer semestre 2015: las decepciones del semestre
El peor jugador del semestre (NO subir, dejar a Mónaco)

Es difícil elegir al peor jugador, no hay uno que haya sido completamente desastroso, pero si hay varios de los que se esperaba muchísimo más pero no supieron estar a la altura. Es por esto que se han elegido tres jugadores que pueden ser catalogados como los más "flojos" dentro de un equipo que quiere pelear arriba.

Fernando Barrientos

Quizá, el caso más llamativo. El ex Lanús dedició quedarse en Central para disputar este torneo a pesar de haber tenido sondeos del exterior y comenzó jugando como titular. El primer partido del campeonato, donde el canalla venció a Racing por 1 a 0 de visitante, Barrientos mostró un nivel sumamente prometedor. Se animó a manejar los tiempos del equipo y con su hábil pisada y gambeta distribuyó la pelota de gran manera convirtiéndose, sin duda, en una de las figuras del partido.

Luego de aquella majestuosa aparición frente al último campeón, su nivel cayó en picada inexplicablemente. Durante la era Russo, anterior DT al mando del plantel, se lo remarcaba como un jugador que intentaba jugar dentro de un equipo con muchos grises a la hora de generar juego. Nadie sabe que le pasó al volante creativo, pero su rendimiento cayó en picada y nunca más se levantó. Coudet le dio algunas oportunidades más pero el futbolista no supo responder. Cabe aclarar que el jugador rescindió su contrato y no jugará más en el club.

Johnatan Ferrari

Un paso sin pena ni gloria por la institución rosarina. Llegó en el último mercado de pases desde Atlético Rafaela para competir por un lugar en la zaga central. Con la lesión de Tomás Berra, ganó lugar en la carrera por el puesto y logró ser titular.

Primero lo hizo en la posición de defensor lateral por derecha a petición del DT. El partido fue, nada más y nada menos que contra su anterior equipo. Jugó tan solo 45 minutos que le alcanzaron para cometer un penal absolutamente infantil, para ganarse la amonestación y mostrar su incomodidad al jugar por el lateral. Fue reemplazado en el entretiempo y dio una primera mala imagen para los hinchas y muy probablemente para el Chacho.

Más adelante, Coudet decidió darle otra oportunidad ante Defensa y Justicia, probando una variante para intentar suplir la inseguridad que muchas veces transmitía Yeimar Pastor a la hora de salir jugando. El jugador jugó los 90 minutos y si bien es cierto que puede que haya cumplido en ese aspecto, defensivamente mostró muchísimas falencias. La siguiente fecha perdió su lugar entre los 11 titulares y su competidor en el puesto, el moreno oriundo de Colombia, mostró una notable mejora en su juego por lo que Johny nunca volvería a ingresar a un partido.

Ante la posible llegada de un defensor central, quedará muy relegado por lo que, al igual que Barrientos, rescindirá su contrato y buscará un nuevo club.

José Luis Fernández 

Comenzó siendo titular, atributo que perdió luego de sufrir un desgarro frente a Defensa y Justicia. Si bien su nivel no puede ser considerado como malo, rindió menos de lo que se esperaba. Fue una de las prioridades del DT en el mercado de pases, la institución invirtió una gran suma en él por lo que su nivel no alcanzó para suplir las expectativas puestas en su persona.

Estuvo desde el primer momento en el equipo ideal del Chacho. Se mostró como un jugador como mucha entrega pero por momentos le faltó juego, e incluso desperdició algunas ocasiones de gol en partidos importantes. Sin embargo, lo que mayor molestia causó fue su expulsión en la 5ta fecha frente a Temperley, donde en una extraña situación fue expulsado por doble amarilla en la misma jugada.

Sobre el final, su competidor en el puesto de volante por izquierda, Jonás Aguirre, le ganó la pulseada por un puesto en el equipo titular. El joven levantó bastante su nivel y se conviritó en uno de los jugadores más regulares y por qué no en un mimado de Coudet. Seguirá en el canalla y tanto el DT como la comisión directiva creen que puedar dar mucho más de lo que ha demostrado, así que probablemente encuentre oportunidades en la segunda mitad del torneo.

VAVEL Logo