La pena máxima es albiceleste
Foto: Copa América

Una marea celeste y amarilla colmó Viña del Mar para vivir lo que sería el tercer partido de cuartos de final que protagonizarían Argentina y Colombia. El Sausalito fue una fiesta y ante más de 20.000 espectadores, los dirigidos por Gerardo Martino pudieron avanzar a semifinales tras ganar en los penales por cinco a cuatro.

El cotejo comenzó con el conjunto albiceleste dominando el encuentro en base a toques, pero sin mucha profundidad en los últimos metros. Por su parte Colombia supo esperar y mantener las líneas bien juntas en defensa.

Los primeros veinte minutos fueron de puro choque, con mucho roce y una gran cantidad de faltas. Las mismas llevaron a que en este tiempo ya hayan varios cruces entre los jugadores.

En el minuto 25, el combinado argentino iba a tener la chance más clara hasta el momento en la cabeza de Lionel Messi. El crack del Barcelona se encontró con el balón en el área chica y cuando remató, David Ospina respondió de manera sensacional evitando el primer gol de la noche.

El primer tiempo concluyó con el conjunto de Gerardo Martino siendo el dominador del campo con una buena presión y una mejor combinación de pases. Lo que le faltó a la albiceleste para lograr el primero fue profundidad y precisión en los últimos metros. Los dirigidos por José Pekerman no pudieron aguantar la avalancha albiceleste y carecieron de juego en ofensivo.

El libreto en el segundo acto no cambió demasiado, Argentina continuó manejando los hilos del encuentro y su par cafetero no ofreció demasiados riesgos en ataque al mantener su planteo defensivo.

Cuando el reloj sobre pasó los 30 minutos la Selección Nacional tuvo dos grandes chances de gol. La primera estuvo en los pies de Éver Banega, quien aprovechó que la pelota quedó boyando al borde del área y metió un zapatazo que dio en el horizontal.

Tras el tiro en el travesaño del jugador del Sevilla, Nicolás Otamendi tuvo una gran oportunidad en un córner, pero su disparo fue detenido por Ospina en una primera ocasión y luego dio en el poste izquierdo de los cafeteros.

A tres minutos del final del partido, Jeison Murrillo salvó en la línea a su equipo. El número '22' logró llegar un segundo antes de que el balón de Tevez sea el primer gol de la noche.

Roberto García Orozco decretó el final del encuentro y el primer pase a la segunda semifinal se terminó de sellar desde los puntos penales.

El primero en patear fue James Rodríguez, el ‘10’ del Madrid no falló y convirtió. Por parte de Argentina, el encargado de abrir la serie fue Leo Messi, quien tampoco titubeo a la hora de definir. Luego siguieron Radamel Falcao, Ezequiel Garay, Juan Cuadrado y Éver Banega, los cuales no malograron sus tiros desde la pena máxima. El cuarto penal cafetero estaba en los pies de Luis Muriel y este envió el balón a las gradas del Sausalito. Tras el error del ‘20’, Ezequiel Lavezzi anotó con ayuda del poste derecho de Ospina. Luego Romero detuvo el balón a Edwin Cardona  en primera instancia, pero luego se le coló entre las manos.

Lucas Biglia tuvo en sus pies el pase a la semifinal, pero envió su disparo muy desviado. El sexto penal de Colombia fue atajado por Romero tras la ejecución de Camilo Zuñiga. Nuevamente la selección albiceleste tuvo la chance de avanzar, pero Marcos Rojo tiró contra el horizontal.

Murillo malogró el séptimo penal cafetero y le dio a Carlos Tevez la chance de ganar el partido. El número ‘18’ no falló y Viña del Mar estalló con la victoria argentina.

Ahora el combinado dirigido por el Tata espera rival en semifinales, la cual se disputará el próximo martes en Concepción y el contrincante será Brasil o Paraguay, quienes mañana se jugarán el lugar entre los cuatro mejores del torneo de selecciones más longevo del planeta.

VAVEL Logo