El enemigo interno
Otro soldado perdido: Pisculichi (Foto: Los Andes).

Muchos dicen que Ramón Díaz, que se fue por la puerta grande, dejó Núñez porque veía venir que "faltaba recambio". Y tuvo razón, porque, para engordar un poco las arcas y mejorar los números rojos, la dirigencia vendió a Daniel Villalva, Leandro Chichizola, Manuel Lanzini y no pudo retener a Carlos Carbonero ni a Cristian Ledesma. 

Era todo un desafío para Marcelo Gallardo, que en una de sus primeras experiencias como entrenador, tomó al quipo campeón y solo con Carlos Sánchez, Rodirgo Mora (descartados por el Pelado) y Leonardo Pisculichi (libre de Argentinos) potenció al equipo a un nivel tal que recibió las mejores críticas de la prensa argentina e internacional, a base de presión, buena circulación de pelota, excelente aprovechamiento de la pelota parada (por medio de Piscu) y con la conquista de la Copa Sudamericana como premio al juego.

En su primer año al frente del Millonario y dos títulos en su palmarés, el Muñeco sigue lidiando con un factor indeseable: las lesiones, continuas y de larga duración, que afectan a sus principales soldados. El saldo de los dos primeros encuentros de este semestre fueron tres lastimados: Nicolás Bertolo (en su debut), Gabriel Mercado y Leonardo Pisculichi.

El martes próximo se viene el duelo de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, ante Guaraní, en el Monumental. Para ese encuentro, el DT no contará con los tres lesionados mencionados anteriormente para el partido más importante. 

La baja que más se lamenta es la de Bertolo, ya que vino a reemplazar a Ariel Rojas y River hizo una fuerte inversión (10 millones de pesos) para que el ex Banfield esté disponible para la Copa (Sebastián Driussi es candidato a suplantarlo). Además, en este mercado de pases al DT no le trajeron un sustituto para Mercado, por lo que debe improvisar con Augusto Solari (que es volante), Camilo Mayada (idem Solari) o Emanuel Mammana (que es marcador central, pero tiene más marca para ocupar la vacante de 4). En el caso de Piscu, el recambio cantado es del de Gonzalo Martínez, aunque el Pity no demostró aún un nivel regular para estar entre los 11 titulares.

Desde que asumió que Gallardo debió lidiar con lesiones, suspensiones y convocatorias de sus jugadores. Así y todo, pudo mantener a River en los primeros lugares tanto en el torneo (está tercero, con 30 unidades y a solo dos de la cima) y en la Libertadores, donde se encuentra semifinalista.

Los refuerzos que llegaron son de mitad de cancha en adelante: sin Bertolo disponible hasta dentro de dos semanas, ante Tigre volvieron al ruedo Luis González y Javier Saviola, que estuvieron participativos y con ganas de tener más presencia. Por su parte, el delantero Lucas Alario seguramente debutará ante Temperley el sábado, y Tabaré Viudez debe esperar a que Teo se desvincule definitivamente para empezar a jugar.

Gallardo no contará con su "equipo ideal" para la Copa y los tiempos se acortan para encontrar el funcionamiento deseado (mostrado en partes ante Central y Tigre, pero sin poder plasmarlo en el resultado). Por tal motivo, preservó a varios jugadores para evitar más bajas el sábado contra el Gasolero. Porque la meta es el certamen internacional y para ese encuentro, debe poner a lo mejor. ¿Cómo podrá salir airoso el Muñeco en otro mercado de pases sin el recambio deseado? 

VAVEL Logo