Derrota con polémica y preocupación
FOTO: Olé.com.ar

Trago amargo para Argentinos Juniors en su visita al Mario Alberto Kempes, donde cayó por la mínima ante Belgrano en un partido que parecía goleada por parte de los cordobeses y terminó siendo una ajustada victoria con una polémica en el final generando el enojo en toda La Paternal.

Desde el pitazo inicial, el local buscó tomar protagonismo y así logró hacerlo sin ser tan punzante. En los primeros diez minutos fue quien tuvo mejor posesión de pelota y jugó cerca del arco defendido por Adrián Gabbarini, quien tuvo dos intervenciones importantes ante Mauro Óbolo.

Los dirigidos por Néstor Gorosito no encontraban los caminos para salir de su campo y se vieron asfixiados ante tanta presión del Pirata. Y, cuando las acciones eran comandadas por el dueño de casa, fue Argentinos quien abrió el marcador tras una buena definición de Lautaro Rinaldi, asistido por Gaspar Iñiguez.

Luego del gol, los de La Paternal cambiaron el chip y empezaron a tomar las riendas del juego, llenando de confusión a Belgrano sumado a que Óbolo debió abandonar el campo por lesión y en su lugar ingresó Fernando Marquéz. En los minutos siguientes sin tanta precisión, el Celeste volvió a intentar la conquista del empate pero no encontró las chances concretas en los primeros 45 minutos.

El segundo tiempo tuvo el mismo comienzo que en la etapa anterior. Un Belgrano aguerrido y siempre allanando los caminos para igualar el marcador. A los cuatro minutos, Cristian Lema capturó una sucesión de rebotes en el área del rival e increíblemente erró el empate y, a los nueve, el Pirata tuvo su premio: Cuqui Marquéz conectó un pase de Renzo Saravia desde la derecha y empujó a la red el balón para el 1-1.

La misma respuesta que el primer gol tuvo este tanto pero ahora los cordobeses fueron quienes se adueñaron de la pelota y volvieron a poner peligro en el arco del portero del Bicho. A los 18, Prediger recibió de primera y con una volea sacó el disparo, pero Gabbarini contuvo con una tapada fenomenal. Y así Belgrano fue generando y generando situaciones claras para ponerse en ventaja, pero falló en la definición.

A los 20, un gran mano a mano de Zelarrayan, con el afán de querer asegurar, buscó el lado izquierdo y el remate dio en el palo y, a los 24, Rigoni, con un remate cruzado y pegado al poste izquierdo, volvió a intimidar el arco adversario. Así el anfitrión fue demostrando el merecimiento de estar ganando pero sufría la falta de efectividad.

Del lado del visitante, poca reacción. El ingreso de Luciano Cabral por el lesionado Reinaldo Lenis no fue tan productivo y no logró darle ese cambio de ritmo que necesitaba el equipo. Lo mismo busco el entrenador poniendo en cancha a Federico Gallegos que tampoco tuvo participación en ofensiva al igual que todo el equipo.

El último cuarto del partido, Belgrano bajó la intensidad producto del desgaste hecho y eso no pudo ser aprovechado por Argentinos, que le costó elaborar jugadas y llegar con peligro al arco de Juan Carlos Olave, sin mucha participación en el complemento.

Y cuando parecía que el empate se consumaba apareció la polémica en el final. El árbitro decidió sancionar una infracción en la puerta del área inexistente y Claudio Pérez lo transformó en el gol de la victoria y desató el enojo de todo Argentinos, que volvió a perder.

Una derrota que duele en toda La paternal por lo ocurrido en el final pero también preocupa por el nivel mostrado del equipo que en ningún momento pudo imponerse en el partido y deberá mejorar mucho para su próximo compromiso ante Unión de Santa Fé.

VAVEL Logo